La rueda de la Fortuna

Imagen de la diosa Fortuna (es.m.wikipedia.org)


Uno de los temas que más va a interesar a los escritores del siglo XV es la Fortuna, prueba de ellos son los numerosos libros que abordan el tema: Diálogo de Bías contra Fortuna del Marqués de Santillana, Laberinto de Fortuna de Juan de Mena, Compendio de la Fortuna de Fray Martín Alonso de Córdoba, además de las numerosas alusiones que aparecen en La Celestina o en las Coplas a la muerte de su padre de Jorge Manrique.  Es lógico que les preocupe este tema a en una época de intensos vaivenes políticos, sociales y económicos, donde parece que nada es estable.

Diosa de la Fortuna y su rueda (universityofglasgowlibrary.wordpress.com

Los escritores del XV son humanistas y conocen bien la tradición latina de la diosa Fortuna, versión romana de la diosa griega Tyche. Retomarán su imagen y sus símbolos para hablar de los cambios incesantes de su época o, en el caso de Jorge Manrique, para hablar de la inestabilidad de los bienes terrenos.

La diosa Fortuna era la diosa romana de la suerte, buena o mala. Se la representaba como una mujer con pies alados,  con una rueda a sus pies que simbolizaba el azar o lo aleatorio de la mala o buena suerte; suele aplastar un hombre a sus pies, indicando que su posición depende de la diosa y no se debe vanagloriar cuando todo le va bien porque la diosa puede cambiar de opinión; en otras ocasiones, aparece jugando con una pelota, a veces arriba, a veces abajo, como símbolo de la inseguridad de sus decisiones; suele también aparecer coronada con unos muros o una torre porque muchas ciudades griegas buscaban su protección. En la Edad Media aparecía como una ciega que portaba la cornucopia (cuerno de la abundancia) o un timón simbólico; también aparecía encima de la rueda presidiendo el ciclo del destino.


[Créditos de las imágenes: izda. Rueda de la Fortuna con Jesucristo entronizado en el día del Juicio (fotolog. miarroba.es; centro. Diosa Fortuna (convistasalmundotic.com); dcha. Diosa Fortuna (perso.wanadoo.es)

La ocasión la pintan calva…

Seguro que has oído alguna vez esta expresión. Si es así, a lo mejor te has preguntado qué significa.

Diosa Ocasión (cuartoparalastres.blogspot.com)

Ocasión era una diosa romana, que frecuentemente acompañaba a la diosa Fortuna. Era representada como una mujer muy bella, puesta de puntillas sobre una rueda, con alas en los pies o en la espalda y un cuchillo en la mano derecha. La diosa Ocasión llevaba un curioso peinado:  en la parte delantera de su cabeza tenía un largo mechón de pelo, mientras que la parte trasera de su cabeza estaba completamente calva. Con ello se pretendía dar a entender que la Ocasión se debe aprovechar cuando se presenta, agarrando el mechón de pelo de su parte delantera. Si no se hace así, se pierde sin remedio la oportunidad, ya que una vez pasa, no hay por donde agarrarla. De ahí viene la expresión “coger la ocasión por los pelos” o “la ocasión la pintan calva”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curso 2015-2016, Enriquecimiento curricular, Literatura castellana y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios son las opiniones de los lectores, no de la responsable del blog ni del IES Miguel Catalán. Todos los comentarios son sometidos a moderación previa. No se aceptan contenidos malintencionados, difamatorios o publicitarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s