Literatura renacentista española: siglo XVI (Unidades 5 y 6: apuntes y ppt.)

blogcurioso.com

El Renacimiento es un movimiento cultural que, impulsado por la actitud humanista, abarca todos los aspectos de la actividad humana: político, económicos, artísticos… Se trata de un cambio de mentalidad, de una distinta valoración del mundo y del hombre, de una nueva forma de entender la existencia. Nosotros estudiamos este “renacer”a lo clásico en la brillante literatura que se desarrolló en España a lo largo del siglo XVI.

Si queréis, podéis echar un vistazo a este vídeo sobre el Renacimiento, que os proporcionará datos sobre la cultura de la época:

Este otro vídeo os puede ser también de ayuda para conocer la literatura del Renacimiento y su época:

diana-flecha

OBJETIVOS

Cuando hayamos terminado de estudiar el tema, tenemos que ser capaces de:

  • Conocer la poesía del Renacimiento.
  • Conocer y caracterizar de forma suficiente los géneros y autores más importantes de la poesía renacentista.
  • Identificar los rasgos temáticos y formales de la poesía renacentista en la obra de Garcilaso de la Vega, fray Luis de León y san Juan de la Cruz.
  • Conocer el teatro y la narrativa del siglo XVI.
  • Identificar los rasgos temáticos y formales del teatro y la narrativa renacentista.
  • Conocer y caracterizar de forma suficiente los géneros y autores más importantes de la narrativa renacentista.
  • Analizar críticamente fragmentos del Lazarillo de Tormes y El Quijote, relacionándolos con la sociedad de su época y la actual

LIBROS

MATERIALES

Para conseguir nuestros objetivos contamos con los siguientes materiales:

  • El libro de texto, tanto en su formato virtual como en el físico.
  • Los apuntes de los dos temas resumidos en un solo bloque, que podéis consultar o descargar aquí:

TEMAS 5-6 LITERATURA RENACENTISTA 2016-7

  • Las presentaciones ppt. con las que trabajamos en clase.;

UNIDAD 5-6 blog

  • Esta presentación es bastante grande, así que, si no la queréis descargar, la podéis repasar aquí:
Publicado en Curso 2016-2017, El placer de leer, Literatura castellana | Etiquetado , | Deja un comentario

La situación lingüística de Aragón

Sin título.jpg

Aragón es una comunidad autónoma donde, además del castellano, que es la lengua oficial y más extendida, se habla aragonés y catalán. La reciente aprobación por las Cortes Aragonesas de la conocida como “Ley de Lenguas” (BOA, 30 de diciembre de 2009) ha dado carta de reconocimiento oficial al aragonés y al catalán, lenguas minoritarias en la comunidad autónoma, cuyo uso se circunscribe en la actualidad a unas áreas geográficas muy concretas. No exenta de polémica, la Ley considera en su preámbulo que estas variedades lingüísticas aragonesas “han de ser especialmente protegidas y fomentadas”.

El castellano en Aragón

A partir de finales del siglo XV se extiende ampliamente el uso del castellano en Aragón. Desde entonces los rasgos del aragonés medieval han quedado poco a poco reducidos a las hablas localizadas en los lugares de más difícil acceso.

El castellano de Aragón presenta peculiaridades, sobre todo léxicas, que muestran la pervivencia de rasgos lingüísticos aragoneses que, en general, se ajustan a la variedad septentrional. Algunos rasgos específicos son los siguientes:

  • Rasgos fónicos: una entonación típica que consiste en alargar la cantidad silábica de la vocal final de la frase, con una ligera elevación del tono de voz o la conversión de las esdrújulas en llanas: pajáro, medíco…
  • Rasgos morfológicos: solo presentes en el nivel coloquial. Distinción de género en el interrogativo (cuál, cuálo, cuála…), el empleo del adverbio mucho con adjetivos (mucho bueno) y el uso de preposiciones con pronombres de sujeto (pa’ tu, con yo).
  • Rasgos morfosintácticos: combinación de pronombres personales átonos (se le, se les en vez de se lo, se los).
  • Rasgos léxicos: son los más abundantes y caracterizadores. Diminutivos en –ete/-a; -ico/-a; empleo del sufijo –era para designar árboles frutales (manzanera, almendrera…) y abundancia de aragonesismos o voces exclusivas: alcorce (atajo), alberge (albaricoque), capazo (conversación larga en la calle); laminero (goloso); morrera (herpes labial); rasmia (empuje y tesón); rolde (círculo), royo (rubio); torre (casa de campo), etc.

El aragonés

Sin título3.jpg

El aragonés, idioma románico procedente del latín, cuenta con entre 10.000 y 12.000 hablantes (a los que podrían añadirse otros tantos hablantes pasivos), casi todos ellos vecinos de los valles y comarcas oscenses más septentrionales. No obstante, el impulso recibido en los últimos años ha extendido el aragonés, aunque de forma muy testimonial, por el resto de la Comunidad.

Cuenta con cuatro dialectos:

  • Occidental (Ansó, Hecho, Aragüés, etc.)
  • Central (Panticosa, Biescas, Bielsa, etc)
  • Oriental (Benasque, Gistaín, Graus, etc.)
  • Meridional (comarcas de la Hoya de Huesca, el Somontano de Barbastro y el Cinca Medio).

Se consideran hablas de transición las de los territorios limítrofes, con el sur (castellano) y con el este (catalán). En cualquier caso, dista de la relevancia de la que gozó entre los siglos XIII y XV, siendo desde entonces progresivamente desplazado por el castellano, que o bien lo ha sustituido como lengua vehicular, o bien lo ha contaminado lingüísticamente.

En la actualidad se enfrenta al problema del envejecimiento de la mayoría de sus hablantes, entre los que se incluyen escasos monolingües. Pendiente de una política decidida de preservación, el Consello d’a Fabla Aragonesa y la Academia de l’Aragonés son las dos instituciones de referencia sobre esta lengua minoritaria.

Podéis ver este documental emitido por Aragón Televisión sobre niños que tienen como lengua materna el aragonés, la lengua más amenazada de Europa:

También podéis ver este vídeo de presentación del Curso de Iniciación al Aragonés:

Aspectos lingüísticos y sociolingüísticos

  • Mantenimiento de la f- inicial latina: foya, forato, forau.
  • Los grupos latinos –ly-, y –kl- se convierten en ll: fuella, ovella, güella.
  • La terminación –s del plural para todas las palabras: cols, calzons.
  • La conservación de la –b- en los pretéritos imperfectos de indicativo: teneba, teniba.
  • Mantenimiento o pérdida de la –r final de palabra: comé, chentá, chintar.
  • Mantenimiento o sonorización de las consonantes oclusivas sordas: chordica, xordica, chordiga (ortiga); melico, meligo (ombligo).
  • Voces autóctonas: esquiruelo (ardilla); espantallo (espantapájaros); turidera (vaca en celo); falsa (desván).

Puedes leer este poema escrito en aragonés por el poeta Ánchel Conte, incluido en su libro No deixez morir a mía boz (1972)

Y tot o que tos digo, amigos
d’aquí, d’astí y d’allá,
tot, lo sé de seguro,
son cosas que atros han dito,
que atros antis más
han sentiu, y que güei
sentiz con yo…

A mía boz
tremola con os aires,
brilla con o sol,
se chela con os zierzos,
s’aflama con as calors.

A mía boz ye a de tu
y a d’ixa chen
que no conoxemos
ni tu ni yo.

Ye a bida de nusatros,
d’os que mos fa mal
o corazón,
d’os que encara semos ninons
con o peso d’as añadas
y as arrugas d’o dolor…

A mía boz
-en tiengo encara de boz?-
ye de tu, amigo,
no la dixes morir en yo.

Hablas de transición catalano-aragonesa

Sin título1.jpg

Se dan en una estrecha franja que desciende desde el valle de Benasque hasta San Esteban de Litera. En esa zona la mezcla de rasgos aragoneses y catalanes origina variedades de transición, lo que complica su caracterización.

En el valle de Benasque, las hablas, utilizadas habitualmente en el intercambio oral, reciben el nombre común de patués y tienen un alto grado de uniformidad. Al sur del valle de Benasque también se ha comprobado la mezcla de rasgos catalanes y aragoneses en las hablas altorribagorzanas de Espes, Laspaúles y Abella. Otras comunidades donde se atestiguan hablas de transición son las de Roda de Isábena y las de la comarca de La Litera entre otras.

En este vídeo (que por desgracia tiene un sonido muy defectuoso) podéis oír hablar patués:

Variedades aragonesas del catalán

Las variedades aragonesas del catalán se hablan en la zona limítrofe con Cataluña y el Maestrazgo castellonense, con un número de hablantes que ronda los 70.000. Es una zona de convivencia (castellano y catalán) de carácter diglósico. Las variedades del catalán se usan en el intercambio oral cotidiano, mientras que el castellano se emplea en la escritura y en situaciones específicas (asistencia sanitaria, instrucción escolar y actividades oficiales).

Aunque no siempre haya sido reconocida su condición de pertenencia al catalán -cuyo nombre a menudo se evita por complejas razones sociolingüisticas-, desde los años 80, y en particular desde la denominada “Declaració de Mequinensa”, son numerosos los colectivos que han defendido el reconocimiento y uso escrito y administrativo de este dialecto.

La tradicional vitalidad de estas hablas ha impulsado una producción escrita en lengua catalana y en las hablas locales.

 Las modalidades de la franja oriental de Aragón presentan rasgos afines al catalán occidental (habla leridana, tortosina, castellonense) y también coincidencia con ciertos rasgos de las hablas castellano-aragonesas próximas:

  • Afinidades con el catalán: mantenimiento de la f- inicial latina (fulla, forat); palatalización de la l- (llengua); el grupo latino –ct- se convierte en –t (nit, pit, llet), artículo masculino (lo xiquet).
  • Afinidades con el aragonés histórico: j, ge, i se convierte en ch (chuntos (juntos), chermá (hermano), chent (gente)).

Un equipo de TV3 se desplazó a Mequinenza para conocer el trabajo de cuatro vecinos de la localidad que han recogido cerca de un millar de frases del habla de Mequinenza para recuperarlas. Podéis ver el vídeo:

 

Archivo audiovisual del aragonés

En Youtube podéis ver los vídeos del Archivo audiovisual del aragonés. Empezamos viendo y oyendo a esta señora que nos va a contar la historia de una bruja. Habla aragonés de San Juan de Plan:

Estas dos señoras hablan aragonés de Gistaín (Chistén en aragonés):

En este vídeo podéis oír hablar aragonés de la Ribagorza:

Aquí unas señoras hablando aragonés de Hecho:

Y este señor nos cuenta una historia de caza en aragonés de Bielsa:

Si os interesa ver más vídeos del Archivo audiovisual del aragonés, solo tenéis que teclearlo en el buscador de Youtube. Ahí están todos.

[El contenido de esta entrada está extraído en su mayor parte de la excelente presentación realizada por el IES La Azucarera de Zaragoza y de los materiales sobre el tema que se han publicado en e-ducativa.catedu.es]
Publicado en Comunicación, Curso 2016-2017 | Deja un comentario

Variedades del español fuera de España: el español de América

paises-hablan-español.jpg

El español es idioma oficial en dieciocho países americanos: México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana, Cuba, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Argentina y Chile.

Al conjunto de las variedades habladas en esos países se le llama español de América.

El español hablado en los distintos países americanos se caracteriza por la presencia de numerosas variedades geográficas, en cuya configuración han influido factores históricos y sociales de diversa índole.

Orígenes del español de América

La expansión del castellano al otro lado del Atlántico es fruto del descubrimiento y colonización de las tierras del Nuevo Continente por parte de la Corona española.

La colonización de América se realizó desde Andalucía, con la importante colaboración de las islas Canarias. Andaluces y canarios constituyeron la mayor parte de la inmigración durante el periodo colonial. Estos colonos se establecieron en las zonas costeras y, una vez que se inició el comercio regular con España, protagonizaron el contacto entre los distintos puertos.

De este modo, las variedades meridionales del castellano fueron decisivas en la formación de las primeras normas lingüísticas, aunque luego su evolución siguiera desarrollos independientes  y paralelos al español peninsular.

Por otro lado, los grandes centros virreinales, situados normalmente en las regiones del interior, reunían a funcionarios, miembros del alto clero y cortesanos que favorecían el uso de la variedad septentrional. Contribuyeron, así,  a la creación de una segunda variedad del castellano americano.

Otro de los factores influyentes en la configuración de los dialectos hablados en estas regiones fueron las profundas transformaciones demográficas ocurridas durante los siglos XIX y XX en muchas zonas de Hispanoamérica. Un ejemplo de estas circunstancias lo constituye la inmigración italiana en Argentina y Uruguay, que empezó en las últimas décadas del siglo XIX y que ha ejercicio un influjo importante en el español del Río de la Plata.

También se han producido olas migratorias de las zonas rurales a las ciudades, que son las que poseen poder lingüístico. Las grandes capitales imponen una norma culta, que los medios de comunicación extienden por todo el país.

Finalmente, en los últimos decenios, la presencia económica, tecnológica y cultural de los Estados Unidos ha favorecido la implantación de numerosos anglicismos.

Las lenguas precolombinas

sur

El proceso de hispanización desarrollado a partir de 1492 fue lento, pues los pueblos indígenas se resistían a abandonar sus lenguas. Se calcula que en la época en que Colón viajó a América había más de cien familias de lenguas en aquel continente.

Entre estas las más importantes eran:

  • Náhuatl y maya: en México y en algunas zonas de América Central.
  • Taíno, araucano y caribe: en las Antillas y en el norte de América del Sur.
  • Quechua: en Bolivia, Argentina y Ecuador.
  • Guaraní: en Paraguay.
  • Aimara: en Bolivia y Perú.
  • Mapuche: en Chile y Argentina.

Aunque la lengua de los conquistadores y colonos se impuso sobre ellas, estas lenguas indígenas ejercieron clara influencia sobre el español, fundamentalmente en el léxico. Los españoles, y con ellos muchos europeos, adoptaron palabras indígenas (indigenismos) utilizadas por los indios americanos para nombrar plantas, animales y objetos entonces desconocidos a este lado del Atlántico. A los préstamos de lenguas amerindias se les conoce como indigenismos. Muchos de ellos se han extendido, con el tiempo, al uso general del español:

  • Del náhuatl y maya proceden aguacate, cacao, cigarro, petate, etc.
  • De las lenguas de las Antillas (taíno, araucano y caribe, especialmente) provienen palabras como cacique, canoa, loro, etc.
  • Del guaraní proceden mandioca, maraca, tucán, etc.

Por otra parte, a la formación del español de América también han contribuido las lenguas de diferentes tribus africanas trasladadas al continente por los esclavos llevados desde África. Tienen origen africano palabras como banana, samba o bongó.

Áreas del español de América

Diapositiva1.jpg

La unidad del español es evidente en la lengua escrita, prácticamente la misma en todos los países que lo hablan. Pero en la lengua oral (especialmente en el nivel vulgar y en el registro coloquial) presenta múltiples variedades internas. Aunque no hay acuerdo en su delimitación, podemos destacar como variedades más importantes del español de América las siguientes:

  • El español hablado en las tierras altas (meseta mexicana, zonas altas de Bolivia, Perú, Colombia, Ecuadro, etc.). Esta variedad, más cercana al español estándar, presenta como rasgo característico el debilitamiento en la articulación de las vocales en general, hasta el punto de que estas se dejan de pronunciar: nessito (‘necesito’).
  • El español hablado en las tierras bajas (área de las Antillas, la costa caribeña de Colombia y Venezuela, el litoral argentino y chileno, Paraguay y Uruguay). En esta zona se manifiesta más regularmente, aunque no siempre con igual intensidad, la relajación en la articulación de las consonantes: calne (‘carne’).

Cabe destacar la evidente cercanía entre el andaluz occidental (Cádiz, Huelva, Sevilla, Málaga y Córdoba) y el español de América, especialmente en el de las tierras bajas. Fenómenos como el seseo, el yeísmo o la aspiración y pérdida de la -s final, que comparten las variedades de estas zonas, nos dan muestra de ello. Esta semejanza de características entre el habla andaluza y la de algunas zonas de América se ha interpretado, históricamente, de dos maneras:

  • Algunos lingüistas piensan que se ha producido un proceso de evolución simultáneo a ambos lados del Atlántico, sin que hayan existido influencias mutuas.
  • La postura más extendida afirma la influencia del andaluz sobre las hablas americanas, es decir, el andalucismo de estas hablas. Tal afirmación se basa en las coincidencias lingüísticas ya señaladas y en los siguientes hechos históricos:
    • En la época de la colonización hubo, porcentualmente hablando, más andaluces que naturales de otras partes de España.
    • Los españoles (andaluces o no) que pretendían emigrar a América debían permanecer durante bastantes años en Andalucía (Sevilla, fundamentalmente), ya que las salidas de barcos y los trámites para los permisos se demoraban mucho.

Características del español de América

Este programa de la UNED nos permite conocer algunas cuestiones más sobre la expansión del español en América.

 

Nivel fónico

  • El seseo, general en toda América.
  • El debilitamiento de la articulación -s en posición final de sílaba, que da lugar a una aspiración: ehperanza (‘esperanza’); o, en algunas zonas centroamericanas, a la desaparición completa: nosotro’ (‘nosotros’).
  • El yeísmo, bastante extendido, a excepción de algunas zonas de Colombia, Ecuadro, Perú, Bolivia o Paraguay. En algunos lugares de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, la y llega a pronunciarse casi como la j francesa (o, en la zona de Buenos Aires, como la sh inglesa).
  • La confusión de -r y -l en posición final de sílaba: úrtimo (‘último’), mi amol (‘mi amor’). Se produce, sobre todo, en la zona del Caribe (Cuba, República Dominicana, Panamá y norte de Venezuela).
  • La tendencia muy acusada a convertir en diptongos los hiatos: sapatiado (‘zapateado’), peliar (‘pelear’).

Nivel morfosintáctico

  • El voseo.
    • En el siglo XVI, las formas de tratamiento eran tú (eres) para los inferiores (siervos, criados, etc.) y en las situaciones de máxima confianza, y vos (sois) en los demás casos. Al generalizarse por aquel tiempo el uso de vuestra merced (que derivó en nuestro usted) como tratamiento de respeto, en España vos acabó desapareciendo y sus usos fueron absorbidos por tú y usted. Lo mismo sucedió en parte de Hispanoamérica: México, las Antillas, Perú, Bolivia… En otras zonas, sin embargo, fue la forma tú la que desapareció, de forma  se generalizó el empleo del pronombre vos en lugar de tú, como forma de tratamiento de confianza.
    • Este uso concuerda con formas verbales propias, originalmente plurales: vos tenés, vos tomás — procedente de tenéis, tomáis—, en lugar de tú tienes, tú tomas. Por otro lado, el pronombre átono correspondiente no es os, sino te. Asimismo, el posesivo es tu, tuyo, no vuestro: Vos te acordás de tu madre.
    • El fenómeno del voseo se da de forma generalizada en Argentina, Uruguay y Paraguay, y de forma no general en Chile, sur de Perí, Ecuador, Colombia, interior de Venezuela y casi toda Centroamérica (a veces con otras formas verbales).
  • Empleo casi exclusivo de ustedes para la segunda persona del plural: ustedes saben; y consiguiente desuso del pronombre vosotros. Por lo tanto, en el español de América no se puede establecer distinción de tratamiento de respeto o no respeto para el plural (sí para el singular: vos tenéis / usted tiene).
  • El empleo casi exclusivo del pretérito perfecto simple en lugar del perfecto compuesto: Hoy trabajé mucho.
  • Ausencia de los fenómenos de leísmo, laísmo y loísmo. Sólo en algunas zonas se pueden encontrar casos aislados de leísmo de persona: Yo le vi esta mañana.
  • El empleo de adjetivos con valor de adverbio: Que te vaya bonito.
  • El uso abundante del diminutivo, incluso en adverbios: ahorita, lueguito, etc.
  • La frecuente anteposición del posesivo: ¡Ay, mi hijito!
  • Adverbios, preposiciones y conjunciones. Tienen frecuentemente usos que son extraños al castellano peninsular. Los ejemplos son numerosísimos: Ponlo allí no más (‘mismo’). Recién lo termino (‘ahora mismo). No te molestes en preparar: como que no tengo hambre (con valor de atenuación). Te veo mañana en la noche (en lugar de por la noche). Abrígate, cosa que no pases frío (para que), etc.

Nivel léxico-semántico

Es muy frecuente el empleo, en las zonas y países de América, de palabras distintas a las usadas en el español de España. Entre otras tendencias generales léxicas, podemos destacar las siguientes:

  • El uso de arcaísmos, palabras —o significados— desaparecidos en la lengua de España, pero conservados en el español de América: pararse (‘ponerse de pie’), carro (‘coche’), fósforo (‘cerilla’), prieto (‘negro’), frazada (‘manta’), pollera (‘falda’), vidriera (‘escaparate’), recordar (‘despertar’), bravo (‘irritado’), lindo (‘bonito’), liviano (‘ligero’). Algunos otros términos experimentaron un cambio de significado en el español de América: cuadra (‘manzana de casas’), estancia (‘hacienda de campo destinada a la agricultura o la ganadería), cobija (‘ropa de cama’), flete (‘caballo’), vereda (‘acera’), etc.
  • El uso de indigenismos como choclo (mazorca de maíz, del quechua, en Perú), calto (desnudo, del quechua, en Perú) o chachalaca (especie de gallinácea o charlatán, del náhuatl, en México y Centroamérica.
  • Abundancia de extranjerismos, procedentes, fundamentalmente, de la lengua inglesa, y adaptados, o no, a la pronunciación, ortografía y morfología del español: off the record (‘extraoficial’), trader (‘comerciante’), week-end (‘fin de semana’), parquear (‘aparcar’), overol (de overall inglés, ‘traje de faena’, lo que en España llamamos ‘mono de trabajo’), troque (del inglés truck, ‘camión’), chompa (del inglés jumper, ‘cazadora’). También existen italianismos, sobre todo en Argentina: pibe (‘chico’), biaba (‘paliza’), etc.
  • La facilidad para la creación léxica a través de los procedimientos internos de derivación, que constituye sin duda uno de los síntomas más claros de la vitalidad de la lengua: acalambrar (‘sufrir un calambre’), acuariano (‘nacido bajo el signo zodiacal de acuario’), entrador (‘que entra bien, que es simpático’), molestoso (‘molesto’), etc.
  • En Argentina (y también en Uruguay) se ha extendido bastante en el habla popular el uso del lunfardo, una jerga usada originariamente por las gentes de clase baja de Buenos Aires y sus alrededores, que alcanzó gran auge gracias a las letras de los tangos, en los que que su uso es muy habitual. El lunfardo (palabra que significa ‘delicuente, ladrón’) se nutre de vocablos procedentes de otras lenguas (italiano, portugués, quechua, etc.) y se ha convertido en una seña de identidad del habla de los citados países. Algunas palabras son: bacán (‘hombre que mantiene a una mujer’), percanta (‘mujer, amante), pebeta (‘muchacha’), otario (tonto, cándido), etcétera.

Podéis escuchar lunfardo en esta milonga lunfarda interpretada por Edmundo Rivero:

 

[Textos adaptados de: MATEOS DONAIRE, Esperanza [et al.] (2015), Lengua castellana y Literatura 1º Bachillerato, Madrid: McGraw Hill; RODRÍGUEZ PUÉRTOLAS, Julio [et al.] (2006: Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Madrid: Akal; SOLER FIÉRREZ, Mª P. [et al.] (2009): Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Barcelona: Vicens Vives; ARROYO, Carlos [et al.] (2005). Lengua castellana y Literatura 2º Bachilletato, Madrid: Oxford. ANDRÉS FERRER, Paloma [et al.] (2010), Lengua castellana y Literatura 3º ESO, Barcelona: Edelvives. ESCRIBANO ALEMÁN, E.: (2015) LCL  3.1., 3.2., 3.3, Barcelona: Vicens Vives.]

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Variedades dialectales del castellano en España

dialectos.png

Hay dos grandes variedades del castellano en España: las variedades septentrionales y las variedades meridionales.

Variedades septentrionales del castellano

Se caracterizan por su tendencia conservadora y su estabilidad fonética. Están próximos al castellano estándar, es decir, el castellano normativo, y se utilizan con bastante homogeneidad en la zona norte y centro peninsular, con un límite impreciso y, en algunos casos variable, que se podía trazar aproximadamente por Salamanca, Ávila, Madrid, Guadalajara, Cuenca y el norte de Albacete. Toledo, Ciudad Real  y Albacete son áreas más innovadoras, de transición entre el norte y el sur, aproximadas, según las zonas, a las hablas meridionales.

Principales rasgos de las variedades septentrionales

  • Diferenciación fónica entre s y z: casa / caza.
  • En algunas zonas, pronunciación interdental de la -d en posición final y de la c en el grupo -ct-: Madriz, pazto.
  • Pronunciación como s- de la x- que precede a una consonante: esperiencia; o en posición intervocálica en el habla descuidada: tasi.
  • Pérdida de la -d- intervocálica en la terminación -ado: aprobao.
  • Extensión del yeísmo: desarroyo.
  • Generalización del leísmo y presencia frecuente del laísmo.
  • Distinción en el uso del pretérito perfecto simple y del pretérito perfecto compuesto.
  • Uso frecuente en el habla descuidada de la 2º persona del singular del pretérito perfecto simple con desinencia -s: vistes por viste.
  • Uso frecuente del infinitivo en lugar del imperativo: Callaros por callaos.
  • Aspiración de la -s implosiva, sobre todo en zonas de Castilla y León: ehque (“es que”).
  • Duplicación de preposiciones: voy a por el pan.

Variedades meridionales del castellano

Son las variedades lingüísticas que surgieron de la diferente asimilación del castellano en cada uno de los territorios de la mitad sur peninsular, que Castilla iba incorporando poco a poco, a sus dominios.

Estas  variedades, nacidas en torno al siglo XVI, proceden, por tanto, del castellano. Son dialectos suyos en sentido estricto. Se caracterizan por su carácter innovador, sobre todo a nivel fónico. Son el andaluz, el extremeño, el murciano y el canario.

El andaluz

Dialecto_andaluz

Es el dialecto del castellano con mayor número de hablantes. Aunque el castellano llegó a Andalucía en el siglo XIII, no se consolidó su uso hasta el final de la Reconquista (1492), por lo que recibió más influencias del árabe que el castellano normativo.

La gran extensión de territorio en el que se habla este dialecto hace posible que existan grandes diferencias entre unas zonas y otras o que haya territorios con más rasgos dialectales que otros. Las dos áreas principales son el andaluz occidental y el andaluz oriental, con rasgos diferentes a causa de la larga reconquista de estas tierras y de la procedencia diversa de los repobladores (castellanos y leoneses en la primera, murcianos y aragoneses en la segunda).

Entre los rasgos más sobresalientes de esta variedad lingüística cabe destacar los siguientes:

  • Seseo, es decir, pronunciación de /s/ en lugar de z o c: asertijo (acertijo).
  • Ceceo, consistente en la pronunciación de z donde debería pronunciarse s: zuave (suave).
  • Yeísmo, que supone la pérdida de la distinción entre /ll/ e /y/, pronunciadas siempre como /y/: yover (llover). Esta tendencia se extiende cada vez más al resto de las hablas españolas.
  • Articulación relajada de la -d- intervocálica, que llega a desaparecer: partío (partido). Esta tendencia se ha extendido en los niveles coloquial y vulgar a otras variedades del español.
  • Articulación relajada de la -ch-, que llega, incluso a pronunciarse como la /sh/ inglesa: mushasho (‘muchacho’).
  • Confusión de -r y -l en posición final de sílaba: almario (armario), farda (falda).
  • Articulación relajada de la -s en posición final de sílaba, que llega a convertirse en una aspiración: ehtorbo (estorno), otroh (otros) e incluso llega a desaparecer: viru (virus).
  • Tendencia a la aspiración de la h- inicial, que, a veces, ha llevado a la creación de nuevas palabras con significado diferente: jondo (hondo).
  • Pérdida ocasional de la -r- intervocálica, más frecuente en el nivel vulgar: paece (parece), quies (quiere).
  • Empleo casi exclusivo de ustedes como tratamiento para la 2ª persona del plural, tanto de familiaridad como de respeto. La distinción entre uno y otro tratamiento se aprecia en la forma verbal con la que concuerda este nombre: ustedes llegáis (familiaridad) / ustedes llegan (respeto).

images.png

Dentro del andaluz hay que diferenciar dos zonas: el área del seseo, que se extiende por el norte de Huelva y de Sevilla, la mitad sur de Córdoba, el norte de Málaga, el oeste de Granada y una parte del oeste de Jaén; y el área del ceceo, que comprende la parte meridional de Andalucía, incluyendo el sur de la provincia de Huelva, casi toda Sevilla (excepto la capital), toda la provincia de Cádiz, el sur de Málaga y de Granada y una pequeña región del suroeste de Almería.

También se distinguen la Andalucía oriental (Jaén, norte de Granada y Almería), donde no se produce aspiración de la h- inicial, frente a la Andalucía occidental (el resto de las provincias), donde sí se aprecia esta tendencia.

El programa “Habla andaluza” (2009) trata a fondo el habla en Andalucía, y analiza a partir de la publicación de “La identidad lingüística de Andalucía”, las características de la forma de hablar del andaluz, ofreciendo algunas conclusiones que determinan la forma de expresión andaluza. Se incluyen declaraciones de los catedráticos de Lengua Española de la Universidad de Sevilla, Rafael Cano y Antonio Narbona, también coordinador de la publicación:

El extremeño

mapa_dialectos.jpg

El castellano se instala en Extremadura con la conquista y ocupación de esta zona por caballeros leoneses y castellanos; de ahí que presente algunos de los rasgos del astur-leonés.

Pero este dialecto meridional también comparte rasgos característicos con la otra variedad con la que tiene frontera natural: el andaluz. Los rasgos que comparte con el astur-leonés son más notables en la provincia de Cáceres, mientras que los que comparte con el andaluz son más generales en la provincia de Badajoz.

Entre sus rasgos característicos destacan:

  • Conservación del grupo -MB-: lamber (‘lamer’).
  • Transformación de la -d final de sílaba en -l o -r: alvertir (‘advertir’)
  • Cambio de -l por -r en los grupos PL-, CL-, FL- iniciales: prato (‘plato’)-

Comparte con el dialecto andaluz las siguientes características:

  • Yeísmo: caye (‘calle’)
  • Confusión de -r y -l en final de sílaba: volvel (‘volver’)
  • Pérdida de la -d- intervocálica: casao (‘casado’)
  • Aspiración de la h- inicial: jarto (‘harto’).

Podéis ver este vídeo donde se muestran las características del extremeño:

 

El murciano

mapa.gif

Durante el siglo XIII, recién incorporado el reino de Murcia a la corona de Castilla, se instaló allí un buen número de pobladores aragoneses y catalanes. Cayó después bajo el dominio del reino de Valencia, que lo ocupó y lo mantuvo hasta el siguiente siglo.

Las consiguientes repoblaciones, junto con la particular localización de este dialecto, hacen que se encuentren presentes en él características del castellano, del aragonés, del andaluz y del valenciano, formando una variedad dialectal bastante peculiar.

Esta variedad se extiende por Murcia, parte de Alicante, sudeste de Albacete, nordeste de Jaén y Granada, y norte de Almería.

Las características más destacadas del murciano son las siguientes:

  • Articulación relajada de las consonantes, hasta el punto de hacerse imperceptibles  muchas veces en posición intervocálica: caeza (‘cabeza’).
  • Aspiración de la -s en posición final de sílaba: ehperanza (‘esperanza’).
  • Confusión de -r y -l en posición final de sílaba: gorpe (‘golpe’).
  • Seseo
  • Yeísmo.
  • Conversión en -ll- de la l- inicial: llampar (‘lampar’).
  • Conservación, en ciertas ocasiones, de los grupos iniciales PL-, CL-, FL-: flamarada (‘llamarada’).
  • Uso del sufijo diminutivo típico aragonés en -ico: pequeñico, casica.
  • Pérdida de la -d- intervocálica: venío (‘venido’), caía (‘caída’).

Este vídeo os muestra algunas particularidades del dialecto murciano:

 

El canario

800px-Canarias-rotulado.png

El habla de las islas Canarias recibe grandes influencias del andaluz, pues los primeros pobladores de las islas, tras su conquista por el reino de Castilla en el siglo XV, procedían de Sevilla. Parte de las características dialectales del canario, por tanto, vienen dadas por su tardía incorporación a la corona castellana. Parece ser que la repoblación de las islas fue dirigida desde Andalucía, por lo que el fondo de esta variedad lingüística tiene muchos de los rasgos, tanto fonéticos como léxicos, característicos del andaluz.  También se ve la huella de las hablas de América y la herencia guanche.

Del canario cabe destacar las siguientes características:

  • Aspiración de la h- inicial: harto (‘harto’).
  • Confusión de -r y -l en final de sílaba: pensal (‘pensar’).
  • Aspiración de -s final de sílaba: máh (‘más’).
  • Yeísmo.
  • Seseo generalizado (nunca ceceo).
  • Empleo casi exclusivo del pronombre ustedes para la 2ª persona del plural.
  • Pronunciación de la /ch/ casi como /y/: muyayo (‘muchacho’)
  • Tendencia a la aspiración de -r- delante de -n: piehna (‘pierna’).
  • Empleo del pretérito perfecto simple en lugar del perfecto compuesto: oíste por has oído.

Podéis ver este vídeo donde se comenta la noticia de la burla en las redes sociales del acento de un niño canario que apareció en un anuncio de Cola- Cao:

 

[Textos adaptados de: MATEOS DONAIRE, Esperanza [et al.] (2015), Lengua castellana y Literatura 1º Bachillerato, Madrid: McGraw Hill; RODRÍGUEZ PUÉRTOLAS, Julio [et al.] (2006: Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Madrid: Akal; SOLER FIÉRREZ, Mª P. [et al.] (2009): Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Barcelona: Vicens Vives; ARROYO, Carlos [et al.] (2005). Lengua castellana y Literatura 2º Bachilletato, Madrid: Oxford. ANDRÉS FERRER, Paloma [et al.] (2010), Lengua castellana y Literatura 3º ESO, Barcelona: Edelvives. ESCRIBANO ALEMÁN, E.: (2015) LCL  3.1., 3.2., 3.3, Barcelona: Vicens Vives.]
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Las lenguas oficiales de España: el gallego

galicia.gif

El gallego es la lengua resultante de la evolución del latín en la zona noroccidental de la Península, en el territorio formado por Galicia, el occidente del Principado de Asturias, algunas regiones de León y Zamora, y la zona norte de Portugal.

Orígenes del gallego

El gallego procede directamente del gallego-portugués, dialecto del latín que se dividió en dos lenguas diferentes tras la independencia de Portugal en el siglo XII. A finales del siglo XI se forma el condado independiente portugués, que será el reino de Portugal más adelante. A medida que va avanzando la Edad Media, se van produciendo diferencias entre la lengua que se habla al norte y al sur del río Miño, hasta que se fragmenta en dos: el gallego y el portugués. El rasgo singular del gallego frente a otras lenguas románicas es su carácter conservador, arcaizante.

Evolución del gallego

La lengua  gallega tuvo uso escrito desde el siglo XIII, momento en el que se redactaron algunos documentos públicos. En ella están escritos los poemas de los Cancioneiros, recopilaciones de las obras de los mejores poetas del momento. Los tres géneros poéticos aparecen en los Cancioneiros son las cantigas de amigo, las de amor y las de escarnho o maldizer. En este siglo es tal el valor que se le da al gallego como vehículo de expresión poética, que incluso autores como Alfonso X el Sabio, en sus Cantigas de Santa María, lo emplean como medio de expresión literaria.

Lee esta cantiga de amor de Pero da Ponte:

Se eu podesse desamar
a quen sempre desamou
e podesse algún mal buscar
a quen sempre mal buscou.
Assí me vingaría eu,
se eu podesse coita dar
a quen me sempre coita deu.
Mais sol non poss’eu enganar
meu coraçón, que m’enganou,
por quanto me fez desejar
a quen me nunca desejou.
E por esto non dormio euo
porque non posso coita dar
a quen me sempre coita deu.

[Si yo pudiese no amar/ a quien nunca amó/ y causar algún mal/ a quien siempre mal causó./ Así me vengaría yo/ si le pudiese causar pesar, a quien siempre  me causó dolor./ Sin embargo, no puedo engañar / a mi corazón, que me engaña,/ haciéndome desear/ a quien nunca me deseó./ Y por esto no duermo / porque no puedo causar ningún mal / a quien siempre mal me causó.]

En el siglo XV decae el cultivo literario del gallego, pues los escritores emplean la lengua castellana para expresarse. El castellano se introdujo en la zona de influencia del gallego de la mano de nobles, funcionarios y clérigos que sustituyeron a la nobleza gallega. El castellano se convirtió así en la lengua de la Administración, la Iglesia y la vida académica, y su uso se generalizó progresivamente, mientras que el gallego permanecía confinado en las áreas rurales, relegado al uso oral y familiar en una situación diglósica.

Durante el Romanticismo volvió a resurgir la literatura en lengua gallega en el movimiento denominado Rexurdimento, que supuso una recuperación de la lengua para el uso culto y literario; en este movimiento destaca la figura de la escritora Rosalía de Castro con su libro Follas novas (1880), aunque un amplio sector de la crítica considera su poemario Cantares galegos (1863) como el origen de este movimiento.

El gallego en los siglos XX y XXI

descarga (1).jpegA principios del siglo XX se creó la Real Academia Galega (1906), que, junto con otros organismos e instituciones, lucha por la normalización y unificación del idioma. Aunque, igual que en el caso del catalán y el euskera, el empleo del gallego estuvo reprimido durante los años del franquismo, a finales de los años cuarenta del siglo XX aparecieron autores que escriben en gallego, como Castelao, Celso Emilio Ferreiro o Álvaro Cunqueiro.

Tras la Constitución de 1978 pasó a ser lengua oficial, junto con el castellano, de la Comunidad Autónoma de Galicia. Por estas fechas la Real Academia Galega procede a la normalización de la lengua fijando las normas ortográficas y léxicas que le son propias.

Son muchos los autores que hoy escriben en gallego, como es el caso del novelista Suso de Toro y de Manuel Rivas, Xosé Carlos Caneiro o Darío Xohán Cabana quienes cultivan tanto la poesía como la lengua en esta lengua.

Características del gallego

Debido a su carácter arcaizante, son rasgos diferenciales del gallego todos aquellos que, en comparación con el castellano, lo aproximan más al latín:

  • Conservación de las vocales tónicas latinas /e/ y /o/: SEPTEM> sete (‘siete’).
  • Conservación de la F- inicial latina: FACERE> facer (‘hacer’).
  • Conservación de la -E final latina: BONITATEM>bondade (‘bondad’).
  • Existencia de los diptongos /ou/, /oi/ por evolución de otros latinos o de grupos consonánticos: AURUM>ouro (‘oro’); NOCTEM> noite (‘noche’).
  • Evolución de los grupos iniciales /pl-/, /kl-/ y /fl-/> ch: PLORARE>chorar (‘llorar’).
  • Evolución de /kt/ a /it/: LACTEM> leite (‘leche’)
  • Evolución de /ly/> ll: FILIUM> fillo (‘hijo’)
  • Pérdida de la -l- y -n- intervocálicas: PALUM > pau (‘palo’); SONARE>soar (‘sonar’). La pérdida de la l se extiende a los artículos: o, a, os, as.
  • Preferencia por el diminutivo -iño/-iña: morriña.

La poesía de Rosalía de Castro (1837-1885)

Rosalía_Castro_de_Murguía_por_Luis_Sellier.jpgRosalía de Castro nació en Santiago de Compostela. Fue hija natural, y este hecho la marcó durante toda su vida, pues se sentía rechazada por la sociedad en la que vivía. De niña se crió con la familia paterna, y siendo ya adolescente, se fue a vivir con su madre, a quien la unió un entrañable cariño hasta su muerte. A los diecinueve años se marchó a Madrid, donde conoció a Eulogio Florentino Sanz, el traductor de Heine, y a Bécquer. En 1858 se casó con Manuel Murguía, quien se convertiría en difusor de su obra. Tuvo siete hijos, dos de los cuales murieron en Padrón, tras una larga y dolorosa enfermedad.

Además de su producción poética, también fue autora de obras narrativas, de artículos y de la Carta a Eduarda, considera un verdadero manifiesto feminista.

La obra de Rosalía de Castro se inscribe dentro de la reivindicación de la cultura y las lenguas vernáculas que nació unida al pensamiento nacional romántica. Esta tendencia, que impulsó diversos movimientos de recuperación lingüística y cultural en las comunidades con lengua propia, dio lugar en Galicia al Rexurdimento, el resurgimiento de la literatura en gallego.

Esta época se caracteriza también por la importancia que adquieren las mujeres en el panorama literario; además de Rosalía de Castro, cabe citar a las poetas Gertrudis Gómez de Avellaneda y Carolina Coronado.

La producción poética de Rosalía de castro, expresión de una situación de bilingüismo, se desarrolla fundamentalmente en tres libros, dos de ellos escritos en gallego: Cantares gallegos (1863), que refleja la cultura popular de Galicia y las injusticias sociales, y Follas novas (1880), en el que conviven los temas sociales con textos de marcado intimismo; y uno en castellano, En las orillas del Sar (1884), en el que la autora canta al desengaño y la decepción, producidos por el paso del tiempo y la proximidad de la muerte.

Leamos un poema de su libro Follas novas

Tecín soia a miña tea,
sembrei soia o meu nabal
sola voy por leña ó monte,
soia a vexo arder no lar.

Nin n’a fonte nin n’o prado,
así morra c’o carraz,
él non ha de virm’erguer,
él xa no me pousará.

¡Qué tristeza! O vento zoa,
canta o grilo ó seu compás.

Ferve o pote…, máis, meu caldo,
soiña t’hei de cenar.
Cala, rula: os teus arrulos
ganas de morrer me dan:

cala, grilo, que si cantas
sinto negras soidás,
O meu homiño perdéuse,
ninguén sabe onde vai…

Anduriña que pasache
con él las ondas d’or mar,
anduriña, voa, voa,
ven e dime en ond’está.

[Tejí sola mis telas/ sembré sola mi huerta/ sola voy por leña al monte,/ sola la veo arder…/ Aunque muera de coraje,/ él no vendrá a levantarme la carga/ él ya no me la descargará./ ¡Qué tristeza! El viento sopla/ canta el grillo a su compás/Hierve el pote, pero, caldo mío,/ sola te he de cenar./ Calla, tórtola; tus arrullos/ me dan ganas de morir:/ calla, grillo, que si cantas,/ siento negras nostalgias./ Mi hombre se perdió,/nadie sabe dónde fue…/ Golondrina que cruzaste/ con él las olas del mar/ golondrina, vuela, vuela,/ ven y dime donde está.]

Podéis oír (el vídeo tiene una resolución muy mala, pero el audio está bien) el poema leído por  Sther F. Carrodeguas:

Y el famosísimo poema Negra sombra, cantado por Luz Casal con Carlos Núñez:

[Textos adaptados de: MATEOS DONAIRE, Esperanza [et al.] (2015), Lengua castellana y Literatura 1º Bachillerato, Madrid: McGraw Hill; RODRÍGUEZ PUÉRTOLAS, Julio [et al.] (2006: Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Madrid: Akal; SOLER FIÉRREZ, Mª P. [et al.] (2009): Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Barcelona: Vicens Vives; ARROYO, Carlos [et al.] (2005). Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Madrid: Oxford. ANDRÉS FERRER, Paloma [et al.] (2010), Lengua castellana y Literatura 3º ESO, Barcelona: Edelvives. ESCRIBANO ALEMÁN, E.: (2015) LCL  3.1., 3.2., 3.3, Barcelona: Vicens Vives.]
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Las lenguas oficiales de España: el euskera

Euskera.jpg

El euskera es la única lengua no románica que se habla en la península Ibérica. Cuando esta fue conquistada por los romanos, el euskera ya era utilizado por los habitantes primitivos, no solo en el territorio que hoy en día es el País Vasco, sino en una zona más extensa, también en territorio francés.

Orígenes del euskera

Sus orígenes son desconocidos. Sabemos con seguridad que no pertenece a la familia de las lenguas indoeuropeas, mayoritarias en nuestro continente. Dos son las hipótesis más importantes que se han elaborado en torno a la familia lingüística a la que pertenece el vasco:

  • Ha sido relacionada con las lenguas iberas, de las que el euskera sería el único testimonio vivo, aunque esta hipótesis ha perdido hoy bastante vigencia. Si existen algunos paralelismo entre el vasco y lo que conocemos del ibero, parece más plausible pensar en una influencia de una sobre otra que no en un origen común de ambas.
  • Por otro lado, se la ha emparentado con algunas lenguas del Cáucaso, aunque los datos con los que se cuenta para propugnar esta relación no son muy concluyentes. Parece difícil pensar, por otra parte, que haya existido alguna vez una zona tan amplia (desde el norte de España al Cáucaso) con una lengua común. O que un pueblo originario de aquel lugar se haya trasladado hasta este sin que haya quedado ningún resto lingüístico en tan largo camino.
11612718.jpg

Glosa en vasco 

El texto euskera más antiguo es el encontrado en una glosa en el Monasterio de San Millán de la Cogolla, y que data del siglo X. Las siguientes obras escritas más antiguas son fragmentos de cantares que narran sucesos trágicos. Han llegado a nosotros en versiones de los siglos XVI y XVII.

 

Evolución del euskera

El euskera cuenta con la tradición oral de los bertsolaris (poetas populares), pero con escasa tradición escrita: las primeras producciones literarias escritas datan del siglo XVI. Son los poemas del sacerdote navarro Bernat Dechepare, publicados en 1545, con la conciencia, por parte del autor, de ser el primero que lleva a la imprenta un texto en esta lengua.

descarga.jpeg

Primera gramática del vasco con un título fantástico

Fueron los clérigos principalmente quienes impulsaron el uso escrito de la lengua en los siglos siguientes y desempeñaron un papel fundamental en su conservación. Durante los siglos XVI y XVII se publicaron traducciones de textos religiosos y obras de esta temática (catecismos, vidas de santos, tratados teológicos), pero fue en el siglo XVIII cuando se dio un primer impulso al vasco, con la gramática y el diccionario que redactó el jesuita Manuel Larramendi (1690-1766) y con la defensa de la lengua y de su uso en la enseñanza del vasco francés  Joanes Etxeberri (c.1668-1749).

A fines del siglo XIX, con el surgimiento del nacionalismo vasco, se observan esfuerzos por recuperar y defender la lengua.

El euskera en los siglos XX y XXI

Durante la II República, el Estatuto de Autonomía oficializó el euskera, pero la Guerra Civil interrumpió su aplicación. En su recuperación posterior, más lenta que la del gallego y el catalán, destacan, sobre todo, las publicaciones de la década de los sesenta.

El carácter de lengua oficial, a partir de la Constitución de 1978 y los procesos de normalización, que han incorporado la lengua vasca en los ámbitos de la Administración, los medios de comunicación y la enseñanza, especialmente en el País Vasco, han propiciado el avance del conocimiento y en el uso del vasco y en la valoración del mismo.

Sin embargo, la escasa tradición escrita y un uso restringido a ámbitos rurales, unido al aislamiento debido a la peculiar orografía de los valles vascos, hasta el punto de que hablantes de distintas variedades no se entiendan entre sí.

EuskaltzaindiaAnte la necesidad de disponer de una norma que favoreciera la difusión de la lengua, la Euskaltzaindia o Academia de la Lengua Vasca, fundada en 191, apoyó, desde 1968, la normalización de la lengua a través de la creación de un código común, el euskara batua, que toma como base el dialecto guipuzcoano, pero también tiene en cuenta el resto de dialectos. Esta es la variedad en que se transmite la cultura y recibe el apoyo institucional.

En cuanto a la literatura, durante el siglo XX, se ha dado un gran impulso a la literatura escrita en vasco con autores como Bernardo Atxaga, Gabriel Aresti, Juan María Lekuona, Arantxa Urretabizkaia o Kirmen Uribe, Premio Nacional de Narrativa en 2009 por su novela New York-Bilbao (2008).

Características lingüísticas del euskera

Frente al resto de las hablas peninsulares, el euskera es una lengua aglutinante. Esto significa que las palabras vascas se forman por la fusión de elementos gramaticales que tienen un significado constante y bien definido.

Los distintos elementos que se le añaden a cada palabra aportan significado y también informan sobre la función que esta desempeña dentro de la oración en la que se introduce. Entre otras características, podemos señalar:

  • El mantenimiento de la declinación como modo de expresar las funciones gramaticales de las palabras.
  • Un sistema vocálico de cinco vocales, prácticamente igual al del castellano.
  • Un sistema consonántico también muy similar al castellano. Hay que señalar como principales divergencias la existencia de una h aspirada, la tendencia a palatalizar las consonantes y reducir las consonantes dobles a simples.
  • La posición no fija del acento. Este no recae en una sílaba fija, sino que se desplaza de lugar dependiendo de la estructura de la oración.
  • La complejidad del sistema verbal. Solo tiene una voz y el sujeto es paciente.

La poesía de tradición oral en el País Vasco: los bertsolaris

Podéis ver un documental sobre los bertsolaris o versolaris. Los bertsolaris son poetas vascos que improvisan sus versos en euskera, siguiendo unas reglas de rima y métrica concretas. Miradlo, es muy interesante.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Las lenguas oficiales de España: el catalán

490px-Mapa_dialectal_del_catalan-valenciano.png

La lengua catalana surge como resultado de la evolución del latín en el nordeste de la Península Ibérica, el catalán se desarrolla a través de la expansión del reino de Aragón durante la Reconquista.

En la actualidad se habla en Cataluña, en las islas Baleares, en la Comunidad Valenciana (donde recibe el nombre de valenciano), en Andorra, en la región francesa del Rosellón y en la ciudad de Alguer, en la isla de Cerdeña.

Orígenes del catalán

220px-Ars_Magna_de_Ramon_Llull.jpg

Ramon Llull en un manuscrito de 1321

El catalán nació aproximadamente entre el siglo X y el XI en la zona pirenaica, hasta donde había llegado la presión de los musulmanes. En un primer momento de expansión se orientó hacia Francia y hacia el Mediterráneo. Constituido ya como lengua, el catalán se extendió, al igual que el resto de las lenguas romances peninsulares, por las tierras que se iban conquistando hacia el sur (Reino de Valencia) y hacia el Mediterráneo (Baleares y Alguer).

Entre los textos más antiguos escritos en lengua catalana se encuentran las Homilies d’Organyá, fragmento de un sermonario para la predicación del evangelio, que data de finales del siglo XII.

En el siglo XIII ya destaca la figura del mallorquín Ramon Llull, que fue el primer autor relevante que usó el catalán como lengua literaria.

Evolución del catalán

amarch.0.png

Ausiàs March

Tuvo una época de gran esplendor literario durante los siglos XIV y XV, con autores como Bernat Metge (Barcelona 1340 c. – 1413c.) y Ausiàs March (Gandía 1397?-Valencia 1459). En el siglo XV se escribe el más original de los libros de caballerías peninsulares: Tirant lo Blanc (1490) de Joanot Martorell (Valencia 1405?-1468).

A partir del siglo XVIII, con el final de la guerra de Sucesión, Felipe V suprimió las libertades de los antiguos reinos confederados, y con ellas el uso oficial del catalán en todos los territorios en que se hablaba. La influencia del poder político, la desaparición de la producción literaria en catalán y el prestigio cultural del castellano favorecieron un progresivo avance de esta lengua. El catalán sufrió un fuerte proceso de castellanización y quedó relegado al ámbito familiar.

Durante el Romanticismo, en el siglo XIX, el catalán resurge con fuerza y alcanza una nueva época de esplendor. La patria (1833), de Bonaventura Carles Aribau (Barcelona 1798-1862), marca el comienzo de la Renaixença, época de gran actividad cultural y literaria. La aparición de la obra de Jacint Verdaguer (Folgueroles 1845-Vallvidrera, 1902) señala la culminación de este proceso, hasta el punto de que este escritor es considerado el creador de la lengua catalana literaria moderna. No solo se publicaron obras literarias, sino que que aparecieron los primeros periódicos en catalán. A esta difusión contribuyó el grado de desarrollo industrial al que había llegado Cataluña.

PeriodicoLarenaixenxa.jpg

El catalán en los siglos XX y XXI

A principios del siglo XX se crea el Institut d’Estudis Catalans (1907) y Pompeu Fabra publica la primera Gramática catalana (1912), así como Las normas ortográficas  (1913) y  un Diccionario (1917). Con la II República y la aprobación del Estatuto de Autonomía, el catalán fue lengua oficial, pero la Guerra Civil interrumpió su aplicación.

Durante el franquismo, el uso del catalán, al igual que el de las otras lenguas no castellanas, se vio muy reducido por la obligatoriedad de expresarse en español, e incluso sufrió un proceso de castellanización por parte de los hablantes que debían emplear constantemente la única lengua oficial.

A partir de la década de los cincuenta comenzó la recuperación cultural: se publicaron libros y revistas, triunfaron canciones en la lengua propia y se difundió en la enseñanza.

Tras la Constitución española de 1978, el catalán alcanza su estatus de lengua oficial —junto con el castellano— en las Comunidades donde se emplea y las leyes de normalización lingüística promovieron y apoyaron su uso en la enseñanza, la Administración y los medios de comunicación.

Características del catalán

  • Ausencia de diptongación de las vocales latinas: MORTUA(M)> morta (‘muerta’)
  • Palatalización en ll- de la L inicial latina: LACTE >llet (‘leche’).
  • Apócope (pérdida de los sonidos finales) muy generalizada: LACU(M)> llac (‘lago’).
  • Simplificación del grupo -MB- en -m: COLUMBA(M)> coloma (‘paloma’).
  • Conservación de la F- inicial latina: FAME(M)> fam (‘hambre’)
  • Abertura y cerrazón significativas en el timbre de las vocales, lo que comporta un sistema vocálico diferente al castellano.
  • Empleo del dígrafo ny para representar el sonido que en castellano se representa con ñ: senyor (‘señor’)
  • Empleo de l.l para el sonido equivalente al de las dos eles consecutivas: novel.la (‘novela’)
  • Cercanía a las hablas galorrománicas. El catalán tiene su base principal en el latín vulgar hablado en el nordeste de la Península, bastante cercano al de la Galia (Francia), por lo cual su léxico está muy próximo al francés. Así, palabras como menjar (‘comer’) o parlar (‘hablar’) se acercan a las francesas manger o parler que a las españolas comer o hablar.
  • Abundancia de préstamos de otras lenguas. A la formación del léxico catalán también han contribuido muchos préstamos de diferentes lenguas. En él encontramos:
    • arabismos: alcalde, alcàsser (‘alcázar’), almirall (‘almirante’),etc.
    • provenzalismos: cobla (‘conjunto instrumental’), garlopa (‘herramienta de carpintero’), trobador (‘trovador’), etc.
    • castellanismos: llàstima (‘lástima’), garapinyar (‘garrapiñar’), etc.
    • americanismos: puma, xocolata (‘chocolate’), etc.
    • galicismos: macabre (‘macabro’), pantaló (‘pantalón’), etc.
    • anglicismos: pamflet (‘panfleto’), pàrquing (‘aparcamiento’), etc.

Variedades del catalán

En la época medieval, el catalán se mostraba muy uniforme, sobre todo en contraste con el castellano. En la actualidad presenta dos grandes zonas dialectales, basadas, especialmente en el criterio fonético de la confusión  de las vocales a y e átonas:

Catalán oriental, que incluye el catalán central, el rosellonés, el balear y el alguerés. El catalán central es el que posee mayor número de hablantes, pues comprende las provincias de Girona, Barcelona y Tarragona.

Catalán occidental, que incluye el catalán noroccidental hablado principalmente en los territorios leridanos y en Andorra) y el valenciano.

¿Valenciano o catalán?

En la Comunidad Valenciana se habla de valenciano, en lugar de catalán. Más allá de las cuestiones políticas o identitarias, los lingüistas tienden a considerar el valenciano como una variedad del catalán. El valenciano se rige por la Acadèmia Valenciana de la Llengua.

Lee los siguientes textos. Ambos proceden del Boletín Oficial del Estado y recogen la misma información en catalán y en valenciano. Busca las diferencias:

Catalán Valenciano
La necessitat d’adaptar l’avaluació d’impacte ambiental dins d’un marc temporal precís i determinat, que faci que aquest instrument de preservació dels recursos naturals i defensa del medi ambient sigui una mitjà més eficaç per atendre tant les exigències que l’activitat econòmica necessita, amb tràmits administratius àgils, com la necessitat d’incrementar la transparència de les actuacions en què intervenen diferents òrgans administratius, fan necessari realitzar uns ajustos normatius en el text refós de la Llei d’avaluació d’impacte ambiental de projectes aprovada pel Reial decret legislatiu 1/2008, d’11 de gener. La necessitat d’adaptar l’avaluació d’impacte ambiental dins d’un marc temporal precís i determinat, que faça que este instrument de preservació dels recursos naturals i defensa del medi ambient siga una mitjà més eficaç per atendre tant les exigències que requerix l’activitat econòmica, amb tràmits administratius àgils, com la necessitat d’incrementar la transparència de les actuacions en què intervenen distints òrgans administratius, fan necessari realitzar uns ajustos normatius en el text refós de la Llei d’avaluació d’impacte ambiental de projectes aprovada pel Reial decret legislatiu 1/2008, d’11 de gener.

TEXTOS EN CATALÁN

Como hemos visto en clase, en una primera época (siglos XIII y XIV) los poetas catalanes escriben en provenzal porque representa un mayor prestigio. El primer gran poeta en lengua catalana es el valenciano Ausiàs March, influido por la lírica italiana y que dejó gran huella en poetas castellanos como Garcilaso de la Vega.  Entre sus poemas destaca el Cant espiritual. Puedes leer el texto en catalán, pero también he incluido la versión musical que hizo del poema el cantante Raimon:

¿Quins tan segurs consells vas encercant,
cor malastruc, enfastijat de viure?
Amic de plor e desamic de riure,
¿com soferràs los mals qui et són davant?
Acuita’t, dones, a la mort qui t’espera,
e per tos mals te allongues los jorns:
aitant és lluny ton delitós sojorns
com vols fugir a la mort falaguera.
Braços oberts és eixida a carrera,
plorant sos ulls per sobres de gran goig;
melodiós cantar de su veu oig,
dient: “Amic, ix de casa estrangera.
En delit prenc donar-te ma favor,
que per null temps home nat l’ha sentida,
car jo defuig a tot home que em crida,
prenent aquell qui fuig de ma rigor”.
Ab ulls plorant e cara de terror,
cabells rompent ab grans udolaments,
la vida em vol donar heretaments
e d’aquest dons vol que sia senyor,
cridant ab veu horrible i dolorosa,
tal com la mor crida el benavirat;
car si l’hom és a mi qui és Amor,
en mi sabran sa força dolorosa
Tots, maldient, sagramentegeran
que mai Amor los tendrà en son poder,
e si els recont l’acolorat plaer,
lo temps perdut, sospirant, maldiran.
Null hom conee o dona a mon semblant,
que dolorit per Amor faça planyer;
io son aqéil de qui es deu hom complanyer,
can de mon cor la sang se’n va llunyant.
Per gran tristor que li és acostada,
seca’s tot jorn l’humit qui em sosté vida,
e la tristor contra mi és ardida,
e en mon socors mà no s’hi trob armada.
Llir entre cards, l’hora sent acostada
que civilmente és ma vida finida;
puix que del tot ma esperança és fungida,
ma arma roman en aquest món damnada.

Y aquí está la traducción al castellano:

¿Qué seguros consejos vas buscando,
desgraciado corazón, aquejado de vivir?
Amigo de llantos y enemigo de reír,
¿cómo soportarás los males que te aguardan?
Apresúrate, pues, hacia la muerte que te espera,
aunque para tu mal prolongues los días;
tanto más lejos se halla tu deleitosa estancia
cuanto más quieres huir de la muerte incitante.
Con los brazos abiertos sale al camino,
llorándole los ojos por exceso de gozo;
el melodioso canto de su voz escucho,
que dice: “Amigo, sal de casa ajena.
Tomo placer dándote mi favor,
que jamas tuvo hombre nacido,
pues rehuyo a quien me llama,
tomando solo a quien huye de mi rigor.”
Llorándole los ojos, la cara aterrada,
mesándose el cabello con grandes alaridos,
la vida quiere darme heredades
y el señor con estos dones quiere que sea,
gritando con voz horrible y dolorosa,
cual la muerte llama al bienaventurado;
ya que para quien está avezado al sufrimiento,
la voz de la muerte le será melodiosa.
¡Cómo me maravilla la orgullosa
voluntad de muchos amadores!
aun no preguntándome a mí qué es el Amor,
en mí hallará su fuerza dolorosa.
Maldiciendo, todos jurarán
que nunca el Amor los poseerá,
mas si yo les hablo del cálido placer,
el tiempo perdido, suspirando, maldecirán.
No sé de hombre o mujer semejante a mí
que, atormentado por el Amor, dé lástima:
soy yo a quien hay que compadecer,
pues de mi corazón la sangre se retira.
Debido a la tristeza que se le acercó,
secóse para siempre el humor que sostiene mi vida:
contra mí la tristeza muestra su arrojo,
y en mi socorro no acude mano armada.
Lirio entre cardos, siento acercarse la hora
en que civilmente mi vida está conclusa;
puesto que por entero mi esperanza está perdida,
mi alma en este mundo resta condenada.

Uno de los poetas más importantes del siglo XX dentro de la literatura catalana es Salvador Espriu (1913-1985), que representó el paso de lo existencial a lo social. Fue poeta, narrador y dramaturgo, con una profunda formación clásica. Entre sus libros destacan El caminant y el mar, en su primera etapa, y La pell de brau (La piel de toro), cuyo tema es España marcada por las consecuencias de la guerra. Es una poesía de denuncia aunque no falta el lirismo. Se convirtió en el modelo para los poetas catalanes de la época. Aquí puedes leer un poema perteneciente al libro La pell de brau :

Diversos són els homes i diverses les parles,
i han convingut molts noms a un sol amor.
La vella i fràgil plata esdevé tarda
parada en la claror damunt els camps.
La terra, amb paranys de mil fines orelles,
ha captivat els ocells de les cançons de l’aire.
Sí, comprèn-la i fes-la teva també,
des de les oliveres,
l’alta i senzilla veritat de la presa veu del vent
“Diverses són les parles i diversos els homes,
i convendran molts noms a un sol amor.”

Y aquí tienes la traducción al castellano:

Diversos son los hombres y diversas las hablas
y han convenido muchos nombres a un solo amor.
La vieja y frágil plata se convierte en tarde
detenida en la claridad sobre los campos.
La tierra, con trampas de mil finos oídos,
ha cautivado a los pájaros de las canciones del aire.
Sí, comprende y haz tuya, también
desde los olivos,
la alta y sencilla verdad de la prisionera voz del viento
“Diversas son las hablas y diversos los hombres
y convendrán muchos nombres a un solo amor.”

Podéis oír el poema recitado por Ester Xargay:

 

[Textos adaptados de: MATEOS DONAIRE, Esperanza [et al.] (2015), Lengua castellana y Literatura 1º Bachillerato, Madrid: McGraw Hill; RODRÍGUEZ PUÉRTOLAS, Julio [et al.] (2006: Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Madrid: Akal; SOLER FIÉRREZ, Mª P. [et al.] (2009): Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Barcelona: Vicens Vives; ARROYO, Carlos [et al.] (2005). Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Madrid: Oxford. ANDRÉS FERRER, Paloma [et al.] (2010), Lengua castellana y Literatura 3º ESO, Barcelona: Edelvives. ESCRIBANO ALEMÁN, E.: (2015) LCL  3.1., 3.2., 3.3, Barcelona: Vicens Vives.]
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario