La alimentación de la época de Cervantes

Still_Life_with_Turkey_Pie_1627_Pieter_ClaeszLos españoles eran conocidos por su frugalidad en la comida y la bebida, que contrastaba con la abundancia de que se gozaba en los banquetes y los festines. La base de la alimentación era la carne, pero se cumplía religiosamente la vigilia. En ella, o se ayunaba, o se comían huevos y pescado, generalmente seco o en escabeche (solo las personas más ricas podían permitírselo fresco). Con la divulgación del azúcar (antes se utilizaba la miel), mejoraron mucho los dulces.

images-1

Los cortesanos comían a la borgoñona: sentados ante una espléndida mesa. En las casa normales, solo los hombres se sentaban a la mesa, en la sala de estar; las mujeres y los niños, se ponían en cuclillas, junto a la mesa, apoyados en cojines.

La ley prohibía hacer provisión de alimentos, por lo que se tenía que hacer la compra a diario.

El horario de las comidas

horas1A las 6 h.  de la mañana se tomaba aguardiente y letuario (confitura de miel y naranja).

Unknown-3

horas2A las 8 h. de la mañana se tomaba el desayuno: torreznos asados, pan y vino.

Unknown-4horas3

A las 12 h. de la mañana se tomaba la comida principal: la olla. Los campesinos lo tomaban a la hora de la cena.

Unknown-5

horas4

A las 18 h. se tomaba la cena: los restos de la olla o pan y queso.

Unknown-6

Las comidas

art_and_life_bodeg_n_caravaggio

El plato nacional era la olla. Había muchas variantes dependiendo de la época del año y del poder adquisitivo de la familia. Otras comidas muy apreciadas eran el manjar blanco (crema espesa hecha de gallina, arroz, almendras y azúcar), el bigote (carne picada), las aves cebadas con leche y harina. Se valoraba mucho más que hoy la casería (por ejemplo, eran bastante más caros los pulmones que el solomillo).

Las bebidas

350px-Bodegón_de_recipientes_(Zurbarán)La bebida por excelencia era el vino, bebido por todos y en todas las comidas. Sin embargo, se bebía con sobriedad: ser tachado de borracho era un gravísimo insulto. El vino se ser sobre todo en las tabernas, vigiladas por alguaciles. Estos veían con malos ojos que el cliente se demorara en ellas, por lo que estaba prohibido que tuvieran bancos o sillas y que en ellas se ofreciera de comer. Los taberneros tenían fama de aguar el vino y mezclar los vinos caros con los baratos.

Poco a poco se fueron difundiendo otras bebidas: el chocolate o el hipocrás (vino cocido con especias). También se popularizaron las bebidas enfriadas con nieve: aloja (agua, miel y especias), limonada, horchata… hasta el hipocrás llego a enfriarse.

Los comentarios son las opiniones de los lectores, no de la responsable del blog ni del IES Miguel Catalán. Todos los comentarios son sometidos a moderación previa. No se aceptan contenidos malintencionados, difamatorios o publicitarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s