La prosa del siglo XV: Cárcel de amor de Diego de San Pedro (1492)

unicaen.fr

unicaen.fr

Durante el siglo XV florece la novela sentimental, de influencia italiana, especialmente inspirada en la Fiammetta de Boccaccio, y directamente influida por el amor cortés y los libros de caballerías. Toda la trama de estas novelas se centra en torno al análisis pormenorizado y detenido del sentimiento amoroso, convertido en el auténtico eje del relato al que se subordinan los lances y aventuras.

Impera en estas novelas el concepto neoplatónico del amor cortés, con su búsqueda de un ideal inalcanzable. El amante rinde culto a su amada como si fuera un dios. Es un amor que no busca otra compensación que el goce de la servidumbre.

En estas narraciones no hay episodios fabulosos: en el protagonista lo esencia no es el esfuerzo heroico, sino el convertirse en un perfecto modelo de amadores y afrontar todos los riesgos que se crucen en su camino. Ha de ser a la vez “liberal, cortés, atrevido y sensato”. Su lealtad debe estar por encima de cualquier contingencia. Nada puede romper su esclavitud amorosa.

El tono es siempre quejumbroso con una constante evocación de la muerte, final en que culminan muchas de estas desgraciadas aventuras. La enajenación amorosa conduce a los amantes al suicidio físico o al suicidio social (retiro a un monasterio, por ejemplo).

Es una literatura de evasión y, a la vez, de polémica ya que participa en el debate en torno a la mujer y defiende el amor como una forma de conocimiento.

pablocamus.com

pablocamus.com

Las novelas sentimentales se caracterizan por su tendencia autobiográfica, por la técnica del debate, la alegoría y la forma epistolar como vehículo de expresión de los estados afectivos.

Suelen ser obras breves, de ritmo lento y escasa acción externa. El estilo es muy artificioso y la prosa latinizante. Se prodigan toda clase de recursos retóricos que guardan una evidente semejanza con la lírica cortesana.

Las dos novelas más importantes de este género son Siervo libre de amor (1440), de Juan Rodríguez del Padrón, y Cárcel de amor, de Diego de san Pedro (1492). La Cárcel de amor es la obra maestra del género.

LA CÁRCEL DE AMOR DE DIEGO DE SAN PEDRO

Diego de San Pedro… ese desconocido

Pocos datos tenemos sobre el autor de la novela sentimental más famosa del siglo XV (y aun del XVI). Para complicar más las cosas, se tienen noticias de dos homónimos, un poeta de la corte de Juan II y un bachiller alcaide de Peñafiel, cuyos datos se han mezclado a veces con los del autor.

No sabemos cuándo ni dónde nació. Las noticias que tenemos proceden de sus propias obras y de algunos documentos que descubrió Cotarelo en el Archivo histórico nacional de Madre, no siempre fidedignos. Parece que sirvió al maestre de Calatrava, Pedro Girón y, más tarde, a sus hijos. Siguió el partido de Juana la Beltraneja y finalmente se sometió a los Reyes Católicos en 1476. Probablemente participó en la guerra de Granada. Murió después de 1498, pero no sabemos ni dónde ni cuándo.

Su obra: Cárcel de amor (1492)

reescribiendomimundo.blogspot.com

reescribiendomimundo.blogspot.com

En ella se traza la imagen del amante perfecto, constante hasta la muerte. La técnica epistolar sirve para analizar los sentimientos amorosos. La novela comienza con la alegoría de la “cárcel de amor”. El autor aparece como un personaje de la obra, que, de regreso de la guerra, entra en un paisaje dantesco y se encuentra con un joven encadenado, Leriano, que es llevado a la prisión del Amor por un monstruo llamado Deseo. El autor sigue al Deseo y a su prisionero al castillo, donde Leriano le confiesa que está enamorado de la bella princesa Laureola y le ruega que actúe como intermediario.  El autor se pone en contacto con Laureola y  le habla del amor que Leriano siente por ella. La primera reacción de Laureola es de rechazo, pero gracias a la porfía del autor empiezan a cruzarse cartas que culminan en una entrevista. Con la ayuda de personajes alegóricos( la Esperanza, la Satisfacción, la Tranquilidad, la Alegría…) libera de su cautiverio a Leriano y lo conduce ante Laureola, quien lo recibe con agrado. Los celos de Persio y la oposición del padre de Laureola provocan graves problemas a la pareja. Para salvar su reputación, puesta en entredicho por Persio, Leriano desafía y vence a Persio, demostrando la total inocencia de Laureola, pero ésta, preocupada por defender su honor y no levantar más sosprecha, rechaza definitivamente a Leriano. Leriano, tras defender ante sus amigos y partidarios la actitud de Laureola,  se deja morir de hambre y melancolía y muere tras haberse bebido en una copa las cartas de su dama rotas en pedazos.

PARA LEER LA OBRA

Si os habéis sentido fascinados por esta historia de amores imposibles y os interesa analizar en qué se parecen estos amantes desgraciados a otras parejas de la literatura actual (estoy pensando en Edward y Bella; Nikki y Alessandro; Babi y Step; Laila y Brian; Paula y Ángel… ) no tenéis más que acercaros a la Biblioteca y os prestaré un ejemplar. Si preferís leerla online, sólo hay que hacer clic sobre la imagen de la portada del libro que aparece en primer lugar. Disfrutad.

[Información procedente de PEDRAZA, F. y RODRÍGUEZ, M. (1981): Manual de literatura española. I. Edad Media. Pamplona: Cenlit Ediciones; GARCÍA MADRAZO, [et al.], (2008): Lengua castellana y literatura. 1º Bachillerato, Zaragoza: Edelvives.]

Anuncios

Los comentarios son las opiniones de los lectores, no de la responsable del blog ni del IES Miguel Catalán. Todos los comentarios son sometidos a moderación previa. No se aceptan contenidos malintencionados, difamatorios o publicitarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s