Novelas ejemplares

LAS NOVELAS EJEMPLARES

Tras el éxito de la primera parte de El Quijote, Cervantes publica en 1613 una colección de doce novelas cortas al estilo de las que se escribían en Italia.

11b155c82df327806bfa012c881eed27

En el Renacimiento, el término italiano novella se aplicaba de manera exclusiva a breves narraciones en prosa, que trataban asuntos reales o imaginarios, a menudo de índole procaz, centrados en la vida presente. Los antecedentes están en los narradores renacentistas italianos (Boccaccio, Bandello…), el Lazarillo, Los siete libros de la Diana de Jorge de Montemayor y la Historia etiópica, la novela bizantina de Heliodoro (siglo II).

Las Novelas ejemplares (1613) forman una colección de doce relatos. Cervantes dio el nombre de novelas a estos relatos para llamar su atención sobre la novedad y la originalidad de una forma narrativa de origen italiano: la novela corta, antes mencionada.  Consciente de su nueva aportación afirma con orgullo en el prólogo a las Novelas ejemplares:

“Yo soy el primero que he novelado en lengua castellana; que las muchas novelas que en ella andan impresas, todas son traducidas de lenguas extranjeras, y estas son mías propias, no imitadas ni hurtadas; mi ingenio las engendró y las parió mi pluma, y van creciendo en los brazos de la estampa”.

Cervantes, por otra parte, modifica sustancialmente este modelo: alarga su extensión, concede mayor relevancia al diálogo, rebaja la presencia de lo maravilloso, nacionaliza asuntos y personajes.

Cervantes llama a sus novelas “ejemplares”, adjetivo que expresa su conexión con los exempla medievales, y que explica en el prólogo:

“Heles dado nombre de ejemplares, y si bien lo miras, no hay ninguna de quien no se pueda sacar algún ejemplo provechoso”.

Sin embargo, pese a esta afirmación, el adjetivo “ejemplares” debe entenderse en un sentido más amplio, no solo desde un punto de vista moral, sino también estético, pues pretende crear un modelo narrativo digno de imitación en el futuro.

Las novelas reflejan la influencia renacentista aristotélica en dos aspectos: la búsqueda de verosimilitud, aunque no siempre de realismo, y la creación de personajes que responden más a un tipo literario que a una individualidad. Algunas Novelas ejemplares tienen un planteamiento idealista y otras se acercan al realismo próximo a la picaresca, pero en general las historias dan la sensación de verosimilitud y se nos presentan como si hubiesen ocurrido en la realidad. En estas novelas, Cervantes muestra su tendencia a acabar los relatos con un final feliz.

Estas novelas se clasifican en tres grupos: novelas idealistas, novelas realistas y novelas intermedias:

Novelas idealistas

La señora Cornelia La fuerza de la sangre.jpgLas dos doncellas El amante liberal.jpg

La española inglesa.jpg

Son relatos bizantinos, con argumentos complejos, protagonistas idealizados y, a veces, espacios remotos o exóticos. Muy destacada es Las dos doncellas, la historia de dos jóvenes, Teodosia y Leocadia, enamoradas del mismo hombre, Marco Antonio. Teodosia, a quien Marco Antonio había hecho promesa de matrimonio, es abandonada por él. Desesperada, se disfraza de hombre, se escapa de su casa y sale en su busca. Leocadia, que se había ofrecido a él presa de la pasión, se ve también abandonada cuando se extiende la noticia de que él ha marchado para siempre. Como Teodosia, se fuga del hogar paterno. En sus viajes, las jóvenes coinciden y comparten historias. Pero no es esta la única coincidencia: también se encontrarán, siempre de forma casual, con Rafael, el hermano de Teodosia, y con el propio Marco Antonio, que tendrá que afrontar sus errores y sus promesas.

Podéis leer este fragmento de Las dos doncellas, en el que Teodosia, que ha pasado la noche contando su historia a quien creía un desconocido, descubre con la luz del alba la verdadera identidad de su interlocutor:

“Estaba Teodosia deseando ver la claridad, para ver con la luz qué talle y parecer tenía aquel con quien había estado hablando toda la noche. Mas cuando le miró y le conoció quisiera que jamás hubiera amanecido, sino que allí en perpetua noche se le hubieran cerrado los ojos; porque apenas hubo el caballero vuelto los ojos a mirarla (que también deseaba verla) cuando ella conoció que era su hermano, de quien tanto se temía, a cuya vista casi perdió la de sus ojos, y quedó suspensa, y muda,  y sin color en el rostro; pero sacando del temor el esfuerzo y del peligro discreción, echando mano de la daga, la tomó por la punta y se fue a hincar de rodillas delante de su hermano, diciendo con voz turbada y temerosa:

—Toma, señor y querido hermano mío, y haz con este hierro el castigo del que he cometido, satisfaciendo tu enojo, que para tan grande culpa como la mía no es bien que ninguna misericordia me valga.

Novelas realistas

El licenciado.jpgEl coloquio.jpgEl casamiento engañoso.jpgRinconete.jpg

Se centran en cuadros de costumbres y espacios coetáneos y muestran una visión crítica de la sociedad y la naturaleza humana. La más conocida es Rinconete y Cortadillo, relato que podría adscribirse al género picaresco. Narra la historia de dos ladronzuelos, Rincón y Cortado, que llegan a Sevilla huyendo de una de sus andanzas anteriores y buscando mejores oportunidades para vivir. Sus aspiraciones se ven frustradas al descubrir que en la ciudad no tienen derecho a trabajar libremente, no tienen independencia ni pueden quedarse con las ganancias de sus hurtos, pues deben rendir cuentas de ellos al astuto Monipodio. Este establece las normas que los ladrones de la ciudad deben acatar si quieren seguir a salvo.

En su primer contacto con el mundo marginal de Sevilla, los protagonistas se topan con una jerga desconocida para ellos: la germanía. Al principio, no entienden ni una sola palabra:

—Díganme, señores galanes: ¿voacede(1) son de mala entrada(2), o no?

— No entendemos esa razón, señor galán — respondió Rincón.
— ¿Que no entrevan(3), señores murcios(4)?— respondió el otro.
— No somos de Teba, ni de Murcia— dijo Cortado—. Si otra cosa quiere, dígala; si no, váyase con Dios.
—¿No lo entienden?—dijo el otro— Pues yo se lo daré a entender, y a beber con una cuchara de plata: quiero decir, señores, si son vuesas mercedes ladrones. Mas no sé para qué les pregunto esto, pues sé ya que no lo son. Mas díganme: ¿cómo no han ido a la aduana del señor Monipodio?
—¿Págase en esta tierra almojarifazgo(5) de ladrones, señor galán?—dijo Rincón.
—Si no se paga— respondió el mozo—, a lo menos regístrense ante el señor Monipio, que es su padre, su maestro y su amparo; y así, les aconsejo que vengan conmigo a darle obediencia, o si no, no se atrevan a hurtar sin su señal, que les costará caro.
—Yo pensé— dijo Cotado— que el hurtar era oficio libre, horro de pecho y alcabala (6), y que si se paga, es por junto, dando por fiadores a la garganta y alas espaldas; pero pues así es, y en cada tierra hay su uso, guardemos nosotros el désta, que por ser la más principal del mundo será el más acertado de todo él. Y así puede vuesa merced guiarnos donde está ese caballero que dice, que ya no tengo barruntos, según lo que he oído decir, que es muy calificado y generoso, y además hábil en el oficio.
— ¿Y cómo que es calificado, hábil y suficiente!— respondió el mozo—. Eslo tanto, que en cuatro años que ha que tiene el cargo de ser nuestro mayor y padre no han padecido sino cuatro en el finibusterrae (8), y obra de treinta envesados (9)y de sesenta y dos gurapas (10).

(1) voacedes: “vuestras mercedes”, en la lengua popular de la época. (2) de mala entrada: ladrones. (3) entrevan: entienden. (4) murcios: ladrones. (5) almojarifazgo: impuesto que se paga en la aduana.(6) horro de pecho y alcabala: libre de impuesto y aduanas. (7) además: demasiado. (8) finibusterrae: la horca. (9) envesados: azotados. (10) gurapas: galeras.

Novelas intermedias

La ilustre.jpgLA gitanilla.jpgEL CELOSO.jpg

En estos relatos, la idealización parte siempre de la realidad. Un llamativo ejemplo es La gitanilla. Cuando Juan de Cárcamo decide abandonar su vida de aristócrata y formar parte del mundo de su amada, un viejo gitano le describe el modo de vida y las costumbres de ese mundo.

Con estas y con otras leyes y estatutos nos conservamos y vivimos alegres; somos señores de los campos, de los sembrados, de las selvas, de los montes, de las fuentes, de los ríos. Los montes nos ofrecen leña de balde; los árboles, frutas; las viñas, uvas; las huertas, hortalizas; las fuentes, agua; los ríos, peces, y los vedados, caza; sombra las peñas, aire fresco las quiebras, y casas las cuevas. […] No nos fatiga el temor de perder la honra, ni nos desvela la ambición de acrecentarla, ni sustentamos bandos, ni madrugamos a dar memoriales, ni acompañar magnates, ni a solicitar favores. Por dorados techos y suntuosos palacios estimamos estas barracas y movibles ranchos; por cuadros y países de Flandes, los que nos da la naturaleza en esos levantados riscos y nevadas peñas, tendidos prados y espesos bosques que a cada paso a los ojos se nos muestran.

Proyecto “Somos Ejemplares”

somos-ejemplares-1.jpg

El año pasado vuestros compañeros de 3º realizaron una actividad extra para conmemorar el “Año Cervantes”. Leyeron por grupos las doce Novelas ejemplares y grabaron un vídeo donde explicaban el argumento, las características de la novela que habían leído y daban su opinión sobre el texto. Podéis ver sus trabajos en este enlace: Proyecto Somos Ejemplares

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curso 2016-2017, El placer de leer, Enriquecimiento curricular, Literatura castellana, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios son las opiniones de los lectores, no de la responsable del blog ni del IES Miguel Catalán. Todos los comentarios son sometidos a moderación previa. No se aceptan contenidos malintencionados, difamatorios o publicitarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s