Las lenguas oficiales de España: el gallego

galicia.gif

El gallego es la lengua resultante de la evolución del latín en la zona noroccidental de la Península, en el territorio formado por Galicia, el occidente del Principado de Asturias, algunas regiones de León y Zamora, y la zona norte de Portugal.

Orígenes del gallego

El gallego procede directamente del gallego-portugués, dialecto del latín que se dividió en dos lenguas diferentes tras la independencia de Portugal en el siglo XII. A finales del siglo XI se forma el condado independiente portugués, que será el reino de Portugal más adelante. A medida que va avanzando la Edad Media, se van produciendo diferencias entre la lengua que se habla al norte y al sur del río Miño, hasta que se fragmenta en dos: el gallego y el portugués. El rasgo singular del gallego frente a otras lenguas románicas es su carácter conservador, arcaizante.

Evolución del gallego

La lengua  gallega tuvo uso escrito desde el siglo XIII, momento en el que se redactaron algunos documentos públicos. En ella están escritos los poemas de los Cancioneiros, recopilaciones de las obras de los mejores poetas del momento. Los tres géneros poéticos aparecen en los Cancioneiros son las cantigas de amigo, las de amor y las de escarnho o maldizer. En este siglo es tal el valor que se le da al gallego como vehículo de expresión poética, que incluso autores como Alfonso X el Sabio, en sus Cantigas de Santa María, lo emplean como medio de expresión literaria.

Lee esta cantiga de amor de Pero da Ponte:

Se eu podesse desamar
a quen sempre desamou
e podesse algún mal buscar
a quen sempre mal buscou.
Assí me vingaría eu,
se eu podesse coita dar
a quen me sempre coita deu.
Mais sol non poss’eu enganar
meu coraçón, que m’enganou,
por quanto me fez desejar
a quen me nunca desejou.
E por esto non dormio euo
porque non posso coita dar
a quen me sempre coita deu.

[Si yo pudiese no amar/ a quien nunca amó/ y causar algún mal/ a quien siempre mal causó./ Así me vengaría yo/ si le pudiese causar pesar, a quien siempre  me causó dolor./ Sin embargo, no puedo engañar / a mi corazón, que me engaña,/ haciéndome desear/ a quien nunca me deseó./ Y por esto no duermo / porque no puedo causar ningún mal / a quien siempre mal me causó.]

En el siglo XV decae el cultivo literario del gallego, pues los escritores emplean la lengua castellana para expresarse. El castellano se introdujo en la zona de influencia del gallego de la mano de nobles, funcionarios y clérigos que sustituyeron a la nobleza gallega. El castellano se convirtió así en la lengua de la Administración, la Iglesia y la vida académica, y su uso se generalizó progresivamente, mientras que el gallego permanecía confinado en las áreas rurales, relegado al uso oral y familiar en una situación diglósica.

Durante el Romanticismo volvió a resurgir la literatura en lengua gallega en el movimiento denominado Rexurdimento, que supuso una recuperación de la lengua para el uso culto y literario; en este movimiento destaca la figura de la escritora Rosalía de Castro con su libro Follas novas (1880), aunque un amplio sector de la crítica considera su poemario Cantares galegos (1863) como el origen de este movimiento.

El gallego en los siglos XX y XXI

descarga (1).jpegA principios del siglo XX se creó la Real Academia Galega (1906), que, junto con otros organismos e instituciones, lucha por la normalización y unificación del idioma. Aunque, igual que en el caso del catalán y el euskera, el empleo del gallego estuvo reprimido durante los años del franquismo, a finales de los años cuarenta del siglo XX aparecieron autores que escriben en gallego, como Castelao, Celso Emilio Ferreiro o Álvaro Cunqueiro.

Tras la Constitución de 1978 pasó a ser lengua oficial, junto con el castellano, de la Comunidad Autónoma de Galicia. Por estas fechas la Real Academia Galega procede a la normalización de la lengua fijando las normas ortográficas y léxicas que le son propias.

Son muchos los autores que hoy escriben en gallego, como es el caso del novelista Suso de Toro y de Manuel Rivas, Xosé Carlos Caneiro o Darío Xohán Cabana quienes cultivan tanto la poesía como la lengua en esta lengua.

Características del gallego

Debido a su carácter arcaizante, son rasgos diferenciales del gallego todos aquellos que, en comparación con el castellano, lo aproximan más al latín:

  • Conservación de las vocales tónicas latinas /e/ y /o/: SEPTEM> sete (‘siete’).
  • Conservación de la F- inicial latina: FACERE> facer (‘hacer’).
  • Conservación de la -E final latina: BONITATEM>bondade (‘bondad’).
  • Existencia de los diptongos /ou/, /oi/ por evolución de otros latinos o de grupos consonánticos: AURUM>ouro (‘oro’); NOCTEM> noite (‘noche’).
  • Evolución de los grupos iniciales /pl-/, /kl-/ y /fl-/> ch: PLORARE>chorar (‘llorar’).
  • Evolución de /kt/ a /it/: LACTEM> leite (‘leche’)
  • Evolución de /ly/> ll: FILIUM> fillo (‘hijo’)
  • Pérdida de la -l- y -n- intervocálicas: PALUM > pau (‘palo’); SONARE>soar (‘sonar’). La pérdida de la l se extiende a los artículos: o, a, os, as.
  • Preferencia por el diminutivo -iño/-iña: morriña.

La poesía de Rosalía de Castro (1837-1885)

Rosalía_Castro_de_Murguía_por_Luis_Sellier.jpgRosalía de Castro nació en Santiago de Compostela. Fue hija natural, y este hecho la marcó durante toda su vida, pues se sentía rechazada por la sociedad en la que vivía. De niña se crió con la familia paterna, y siendo ya adolescente, se fue a vivir con su madre, a quien la unió un entrañable cariño hasta su muerte. A los diecinueve años se marchó a Madrid, donde conoció a Eulogio Florentino Sanz, el traductor de Heine, y a Bécquer. En 1858 se casó con Manuel Murguía, quien se convertiría en difusor de su obra. Tuvo siete hijos, dos de los cuales murieron en Padrón, tras una larga y dolorosa enfermedad.

Además de su producción poética, también fue autora de obras narrativas, de artículos y de la Carta a Eduarda, considera un verdadero manifiesto feminista.

La obra de Rosalía de Castro se inscribe dentro de la reivindicación de la cultura y las lenguas vernáculas que nació unida al pensamiento nacional romántica. Esta tendencia, que impulsó diversos movimientos de recuperación lingüística y cultural en las comunidades con lengua propia, dio lugar en Galicia al Rexurdimento, el resurgimiento de la literatura en gallego.

Esta época se caracteriza también por la importancia que adquieren las mujeres en el panorama literario; además de Rosalía de Castro, cabe citar a las poetas Gertrudis Gómez de Avellaneda y Carolina Coronado.

La producción poética de Rosalía de castro, expresión de una situación de bilingüismo, se desarrolla fundamentalmente en tres libros, dos de ellos escritos en gallego: Cantares gallegos (1863), que refleja la cultura popular de Galicia y las injusticias sociales, y Follas novas (1880), en el que conviven los temas sociales con textos de marcado intimismo; y uno en castellano, En las orillas del Sar (1884), en el que la autora canta al desengaño y la decepción, producidos por el paso del tiempo y la proximidad de la muerte.

Leamos un poema de su libro Follas novas

Tecín soia a miña tea,
sembrei soia o meu nabal
sola voy por leña ó monte,
soia a vexo arder no lar.

Nin n’a fonte nin n’o prado,
así morra c’o carraz,
él non ha de virm’erguer,
él xa no me pousará.

¡Qué tristeza! O vento zoa,
canta o grilo ó seu compás.

Ferve o pote…, máis, meu caldo,
soiña t’hei de cenar.
Cala, rula: os teus arrulos
ganas de morrer me dan:

cala, grilo, que si cantas
sinto negras soidás,
O meu homiño perdéuse,
ninguén sabe onde vai…

Anduriña que pasache
con él las ondas d’or mar,
anduriña, voa, voa,
ven e dime en ond’está.

[Tejí sola mis telas/ sembré sola mi huerta/ sola voy por leña al monte,/ sola la veo arder…/ Aunque muera de coraje,/ él no vendrá a levantarme la carga/ él ya no me la descargará./ ¡Qué tristeza! El viento sopla/ canta el grillo a su compás/Hierve el pote, pero, caldo mío,/ sola te he de cenar./ Calla, tórtola; tus arrullos/ me dan ganas de morir:/ calla, grillo, que si cantas,/ siento negras nostalgias./ Mi hombre se perdió,/nadie sabe dónde fue…/ Golondrina que cruzaste/ con él las olas del mar/ golondrina, vuela, vuela,/ ven y dime donde está.]

Podéis oír (el vídeo tiene una resolución muy mala, pero el audio está bien) el poema leído por  Sther F. Carrodeguas:

Y el famosísimo poema Negra sombra, cantado por Luz Casal con Carlos Núñez:

[Textos adaptados de: MATEOS DONAIRE, Esperanza [et al.] (2015), Lengua castellana y Literatura 1º Bachillerato, Madrid: McGraw Hill; RODRÍGUEZ PUÉRTOLAS, Julio [et al.] (2006: Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Madrid: Akal; SOLER FIÉRREZ, Mª P. [et al.] (2009): Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Barcelona: Vicens Vives; ARROYO, Carlos [et al.] (2005). Lengua castellana y Literatura 2º Bachillerato, Madrid: Oxford. ANDRÉS FERRER, Paloma [et al.] (2010), Lengua castellana y Literatura 3º ESO, Barcelona: Edelvives. ESCRIBANO ALEMÁN, E.: (2015) LCL  3.1., 3.2., 3.3, Barcelona: Vicens Vives.]
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios son las opiniones de los lectores, no de la responsable del blog ni del IES Miguel Catalán. Todos los comentarios son sometidos a moderación previa. No se aceptan contenidos malintencionados, difamatorios o publicitarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s