Los críticos literarios de El País recomiendan lecturas para el verano

Sigo con las recomendaciones lectoras para el verano. Algunos de vosotros durante el curso reclamabais literatura adulta en las lecturas del curso. Aquí os presento algunas propuestas, extraídas de las realizadas por los críticos literarios de El País en este artículo. Ánimo y a disfrutar.

Todo lo que hay de James Salter (Editorial Salamandra)

Todo lo que hay_300_CMYKTres décadas después de la publicación de su anterior novela, la aparición de Todo lo que hay constituyó el acontecimiento literario del año en Estados Unidos. Ambientada en las décadas doradas que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, en ella se dan cita los temas, inquietudes y pensamientos que han ocupado a Salter toda su vida, ese afán permanente por capturar los espacios íntimos, evanescentes, que todos albergamos y dejarlos grabados en tinta sobre papel.

Tras participar como joven oficial en las batallas navales de Okinawa, Philip Bowman vuelve a casa y, después de pasar por Harvard, consigue un empleo en una pequeña editorial de renombre en Nueva York. En esa época, la edición atañe a un puñado de editoriales en América y Europa que desarrollan su negocio en una frenética actividad social: cócteles, cenas, encuentros en apartamentos de leyenda y conversaciones que se alargan hasta altas horas de la madrugada. En esos ágapes mundanos donde se fraguan acuerdos furtivos y se deciden carreras literarias, Bowman se siente como pez en el agua. Sin embargo, pese a su éxito profesional y a sus infalibles dotes de seductor, el amor duradero parece eludirlo. Cuando finalmente conoce a una mujer que lo fascina, Bowman emprenderá un camino que nunca había pensado transitar.

La narración de Salter es un deslumbrante y en ocasiones devastador laberinto de amor y ambición, un retrato intimista de las conmociones y los placeres de estar vivo. El éxito comercial de esta obra cumbre —llegó a los primeros puestos del NYT— contribuirá sin duda a que un público mucho más amplio disfrute de la maestría narrativa de uno de los autores norteamericanos más importantes de su generación.

Recomendado por Marcos Ordóñez

Recomiendo el magistral, elegante, emotivo y terrible Todo lo que hay (Salamandra) de James Salter, al que volvía cada noche como quien vuelve a casa. A los 89 años, Salter ofrece un destilado de su enorme talento: ha ganado ligereza sin perder precisión ni profundidad, y su escritura, con ecos de Hemingway y Fitzgerald, avanza como un río calmo y denso.

 

Grifo de Charles Baxter

grifo_medEn las áreas residenciales estadounidenses donde habita la clase media nunca parece suceder nada extraordinario. Pero eso es porque a veces no se observa con suficiente detenimiento. Charles Baxter tiene un don para descubrir qué se esconde bajo la capa superficial del americano aparentemente convencional y el genio para plasmarlo de una forma única, precisa y refinada. Los personajes de los relatos recogidos en este volumen están sumidos en un ambiente mundano, casi aburrido, hasta que sobreviene algo perturbador o surge lo impulsivo, lo inusual, factores extraños o atípicos que les obligan a enfrentarse con sus vidas y a aceptar el desafío de vivirlas.
Con la originalidad y solidez que destilan cada uno de sus libros, no debe extrañar a nadie que la obra de Charles Baxter pueda equipararse con la de maestros estadounidenses como John Cheever, Raymond Carver o John Updike. Y Grifo, que incluye diversos de sus cuentos escritos a lo largo de los años, es desde luego una de las más brillantes muestras de su talento.

Recomendado por Leila Guerreiro:

Desde El festín del amor se transformó en uno de esos autores de quienes quiero leerlo todo.

Mi perdición de Alfred Hayes (La Bestia Equilátera)

2-34itemUn hombre en fuga termina encontrando siempre su pasado. Quien huye en Mi perdición es Asher, un guionista que abandona Hollywood después de descubrir a su esposa en brazos de un compañero de tenis. Viaja a Nueva York, ciudad de su infancia, donde conoce a una pareja de jóvenes irreverentes: Michael, un poeta rudo que escribe versos pornográficos, y Aurora, una atrevida italianita dispuesta a visitar su cuarto de hotel casi todas las noches. Michael no tiene problemas en “prestarle” a su novia a cambio de un sueldo como acompañante en sus exploraciones por una Nueva York ya perdida. Pronto, sin embargo, se revela que el trío amoroso no es más que una trampa en la que Asher terminará siempre mal parado, un juego cruel que le enseñará los límites morales de su propia generación.

Escrita a fines de los sesenta, una década que puso en situación de idolatría a la juventud, esta novela de Alfred Hayes deslumbra con la honestidad y el despojamiento estilístico de siempre. Genio incomparable de la captura del instante, del fuego de la intensidad y del veredicto de decadencia inmediata, Hayes se muestra en Mi perdición, al igual que lo había hecho en Los enamorados y Que el mundo me conozca, como un autor insustituible, sui generis, único en su especie.

Recomendado por Leila Guerreiro:

Mi perdición, de Alfred Hayes (La bestia equilátera), porque hay que leer todo lo que La bestia equilátera publica, y más aún si lleva la firma de Alfred Hayes.

Canadá de Richard Ford (Anagrama)

PlantALBA.qxdDell Parsons tiene quince años cuando sucede algo que marcará para siempre su vida: sus padres roban un banco y son detenidos. Su mundo y el de su hermana gemela Berner se desmorona en ese momento. Con los padres en la cárcel, Berner decide huir de la casa familiar en Montana. A Dell, un amigo de la familia le ayudará a cruzar la frontera canadiense con la esperanza de que allí pueda reiniciar su vida en mejores condiciones. En Canadá se hará cargo de él Arthur Remlinger, un americano enigmático cuya frialdad oculta un carácter sombrío y violento. Y en ese nuevo entorno, Dell reconducirá su vida y se enfrentará al mundo de los adultos. Una bellísima y profunda novela sobre la pérdida de la inocencia, sobre los lazos familiares y sobre el camino que uno recorre para alcanzar la madurez.

Recomendado por Leila Guerreiro:

Por sus maravillosas, deslumbrantes, absolutamente perfectas primeras 257 páginas.

Una novela vienesa de David Vogel (Minúscula)

_visd_0000JPG00ZVNMichael Rost, un joven judío con hambre de experiencias, llega a Viena. En sus andanzas nocturnas establece relaciones pasajeras con personajes variopintos: prostitutas, revolucionarios, viajeros, oficiales del ejército y hombres ricos que frecuentan casas de juego y cabarets. Cuando Peter Dean, un oscuro hombre de negocios, toma a Rost bajo su protección, este tiene por fin los medios para alquilar una habitación en casa de una familia burguesa. Aquí se deja seducir por Gertrud, la dueña de la casa, y se entrega también a una aventura con su hija adolescente. “Una novela vienesa”, que en cierto modo prefigura la “Lolita” de Vladimir Nabokov, es un relato que se halló en 2010 entre las páginas de otro manuscrito de Vogel. La novela reelabora la experiencia del escritor como emigrante en Viena y su errancia por la ciudad para reflejar, en un movimiento continuo entre los distintos personajes, el ambiente y la atmósfera vieneses en los años anteriores a la Primera Guerra Mundial.

Recomendado por Francisco Solano:

La vida de David Vogel, que murió en Auschwitz, estuvo marcada por el terror de la historia, por estar siempre en el lugar equivocado. Esta novela fue encontrada en 2010. Se diría justicia poética. Narra las complicaciones de la juventud del autor entre la pasión de una mujer madura y el amor de una muchacha. En Viena, claro, cuando aún todo era posible, antes de la desgracia de la Gran Guerra.

Mujeres  de John Updike (Tustquets)

mujeres_bigOwen Mackenzie vive un tranquilo retiro en la comunidad de Haskells Crossing, en Massachusetts, junto a Julia, su segunda mujer, y sin embargo no puede evitar volver los ojos hacia el pasado, y cada vez con mayor frecuencia. Casado dos veces y padre de cuatro hijos, su empresa de informática le ha procurado una existencia confortable, pero los recuerdos le llevan a su infancia en el pueblecito semi rural de Willow, a su adolescencia y, sobre todo, a los habitantes de las pequeñas ciudades en las que ha vivido, en particular a las mujeres que siempre le han rodeado: madres, muchachas, esposas, amantes… Sin duda, ellas no sólo lo iniciaron y lo guiaron por la geografía del deseo, sino que también lo despojaron de toda inocencia. Aunque ya de niño Owen sintió que bajo la soleada superficie de lo cotidiano se abría un abismo, siempre tuvo la impresión de que vivía una existencia maravillosa: quizá la vida no haya sido ni una cosa ni otra, sino algo así como un sueño imperfecto.

Recomendado por Carlos Zanón:

No es de las mejores novelas pero es Updike. Devoro cualquier cosa de John Updike. Me recuerda porque me gusta leer y qué se puede conseguir escribiendo como escribía John Updike. Uno de mis sueños que nunca podré cumplir: balbucear thanks, thanks, thanks delante de él, en una cafetería de Beverly Farms.

Con esta lluvia  de  Annemarie Schwarzenbach (Minúscula)

mujeres_bigEn esta colección de relatos concebidos alrededor de 1934, Annemarie Schwarzenbach regresa a los paisajes orientales. Ambientadas en ciudades y excavaciones arqueológicas que la autora frecuentó, estas páginas no presentan un mundo de ensueño, pues como ella misma afirma, “la época es demasiada dura para que uno se atreva a expresarse con ligereza”.

Europeos que han huido de su patria por motivos políticos o por el deseo de aventura, seres solitarios que en la distancia no pueden sino sentirse aún más extranjeros ante los acontecimientos que devastan el viejo continente, trabajadores enviados por el régimen de la Italia fascista, audaces viajeras que exploran territorios desconocidos: todos ellos personajes que recorren los textos y que conforman, con imágenes precisas, diálogos escuetos y un estilo inconfundible, “casi una novela”, según la propia escritora.

Recomendado por Estrella de Diego:

 Es una autora que siempre me interesa en sus novelas que no son novelas, así que me las prometo muy felices.

Ciudad abierta  de Teju Cole (Minúscula)

NACA211Julius, un joven psiquiatra nigeriano residente en un hospital neoyorquino, deambula por las calles de Manhattan. Caminar sin rumbo se convierte en una necesidad que le brinda la oportunidad de dejar la mente libre en un devaneo entre la literatura, el arte o la música, sus relaciones personales, el pasado y el presente. En sus paseos explora cada rincón de la ciudad. Pero Julius no sólo recorre un espacio físico, sino también aquel en el que se entretejen otras muchas voces que le interpelan. Ciudad abierta, novela bellísima y envolvente, supone el descubrimiento de una voz tan original y sutil como extraordinaria

 

 

Recomendado por Estrella de Diego:

 Se trata de una novela con un ritmo especialísimo donde se cuenta la historia de Julius, un joven psiquiatra nigeriano que se mueve por una ciudad de Nueva York familiar y extraña, llena de ciertos fantasmas de lo que fue y lo que será. El libro está lleno de citas cultas –música, literatura-, pero nunca tiene ni un atisbo de pedantería. Es un paseo prodigioso por Nueva York y por eso quizás me ha fascinado, porque habla de todos esos lugares de la ciudad cuando Tower Record aún existía. Se parece a las lecturas de la infancia, las que no puedes parar de leer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curso 2013-2014, El placer de leer y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios son las opiniones de los lectores, no de la responsable del blog ni del IES Miguel Catalán. Todos los comentarios son sometidos a moderación previa. No se aceptan contenidos malintencionados, difamatorios o publicitarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s